Informe sobre jóvenes, alcohol y coche durante el fin de semana


11 Un informe presentado por la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) recoge que el 33% de los jóvenes afirma que deja de beber alcohol en algún momento de la noche para después conducir de vuelta a casa, mientras que un 7% no para de beber alcohol aunque tenga que conducir, cifra que realmente me parece bastante baja. Por otro lado, la mitad de los jóvenes afirma no beber alcohol si tiene que conducir después, cifra aceptable y que debería ir en aumento si las campañas de la DGT y sobre todo, el carné por puntos, surten efecto.

Por otro lado, dentro de los que no dejan de beber alcohol durante toda la noche, un 30%, si van a conducir lo hacen porque piensan que "controlan", algo bastante común pero que no es cierto ni mucho menos. De los jóvenes que vuelven a casa en un coche cuyo conductor ha bebido alcohol el 26% lo hace tras intentar convencerle de que no coja el coche, y tan sólo un 6% vuelve a casa sin tratar de convencer al conductor de que no conduzca.

Afortunadamente, un 61% prefiere buscar otra forma de volvera a casa antes de viajar en un coche cuyo conductor haya bebido. La opción del "conductor alternativo", es decir, elegir a uno entre el grupo de amigos para que no beba alcohol esa noche y se encargue de conducir, parece útil para el 94% de los jóvenes entre 18 y 25 años encuestados, aunque un 32% de los mismos cree que será bastante difícil de implantar mientras que un 35% piensa que será algo sencillo de implementar entre los jóvenes que salen de noche. Este informe recoge así las entrevistas a 1.255 jóvenes que participaron en las acciones de la Federación en puntos de consumo del programa "Conductor Alternativo" durante 2006. FEBE pretende llevar a cabo este año su campaña del "conductor alternativo" a más de 14 ciudades españoles entre las que se encuentran Sevilla, Málaga o Córdoba entre otras, bajo el eslogan "Los Noc-Turnos" para promover el hecho de hacer turnos para no beber y conducir en las noches de fiesta. Así, con esta campaña se pretende llegar a más de 3200 jóvenes tanto en los puntos de consumo de alcohol como a través de los medios informativos que más usan los jóvenes.

En un fin de semana normal se invitará a los jóvenes a participar en esta iniciativa, en la que se verán sometidos a controles de alcoholemia cada 80-90 minutos, ganando "vales" de refrescos gratis si no dan positivo. Al final de noche, el premio para aquellos que no hayan consumido alcohol será de un vale de 20? de gasolina, lo cual seguro que atraerá a más de uno, y sobre todo por el precio del combustible. Más sobre la noticia: Hispavista.