La Comisión Europea obliga a Fiat, GM, Chrysler y Toyota a facilitar información a talleres no oficiales


11 Una investigación de la Comisión Europea detectó que algunas marcas de automóviles impedían a los talleres acceder a información técnica importante, por lo que no podían reparar vehículos y los clientes tenían que hacerlo en los talleres oficiales, generalmente más caros. Recuerdo que en los talleres no oficiales de Renault, la información oficial de la marca (acceso a sus bases de datos, tecnologías, productos...) se hacía de manera totalmente transparente, y, aparte de que tratábamos con distribuidores oficiales para la obtención de las piezas, lo demás era como si fuéramos oficial. Pero no todas las marcas hacen eso.

La ley obliga desde los años 90 (sino antes, puede que la memoria me falle ya que es de mi época de estudiante) que los OBD, la herramienta de test por excelencia de las marcas (la "informática" del coche, para los no entendidos) esté disponible para todo el mundo: talleres oficiales, independientes, e incluso para preparadores y usuarios "de a pie".

Es gracias a ello que marcas que no fabrican coches tengan, sin embargo, algunos de los mejores productos de análisis (Bosch y SUN, por nombrar dos de las principales). Pero algunas marcas tratan de mantener "oculta" cierta información y sólo la dejan accesible a determinadas herramientas o accesos de sus talleres oficiales. Por ello, la Comunidad Europea (CE) inició una investigación en marzo del 2005, cuando tuvo noticias de que algunas marcas de automóviles impedían acceder a los talleres independientes a la información técnica, obligando al cliente a acudir al oficial, generalmente más caro (hasta el doble más caro, según la CE, en algunas ocasiones). Por ello, y para evitar sanciones mayores, los fabricantes implicados (Fiat, GM, DaimlerChrysler y Toyota) tendrán que facilitar desde hoy mismo el acceso a la información a través de Internet a cualquier taller, sea de su marca o independiente.

De no cumplir este acuerdo, la CE podría multar con un 10% del volumen de negocio de los fabricantes.

Aunque esta es una buena noticia, los fabricantes seguirán sin facilitar información a los talleres no oficiales de los sistemas antirrobo o los sistemas electrónicos de serie. Para el bien del consumidor final (en España un taller independiente llega a ser un 33% más barato que uno oficial) esperemos que no sólo se cumplan estas medidas, sino que se extiendan a todas las marcas las investigaciones. Alcance de la noticia: Europa Referencias: Invertia Relacionados en MotorSpain: Se renueva el servicio de consulta técnica de Mercedes-Benz.