La ebike de Bosch potencia la funcionalidad de la bicicleta clásica


11 La ebike de Bosch potencia la funcionalidad de la bicicleta clásica.

De acuerdo a Bosch, la empresa que diseña los sistemas de accionamiento, las e-bikes no tienen que ver nada con las motocicletas.

Son máquinas de alta tecnología, que no eliminan el hecho de pedalear. Solamente si el ciclista emplea su fuerza muscular, el accionamiento eléctrico lo relacionará con la fuerza del motor. Gracias a la e-bike el ejercicio que se realiza con la bicicleta sigue teniendo las propiedades habituales de un deporte beneficioso para la salud, ajustado a las condiciones físicas del usuario, para recorrer distancias que resultarían de otra manera difíciles de recorrer. Bosch ha desarrollado un sistema electrónico que dosifica la ayuda del motor eléctrico en función del esfuerzo que tiene que realizar el ciclista.

Resulta obvio que, subiendo una pendiente, el esfuerzo será mayor por el ciclista que en un terreno llano.

El usuario puede regularla en función de sus condiciones. Con el apoyo eléctrico funcionando al 100% se pueden recorrer 35 kilómetros, que se convertirán en 80 si su uso es intermedio. Gracias al sistema de accionamiento eléctrico de Bosch, el prototipo tiene un sistema eléctrico que impide que se pierda un metro de distancia o un miliamperio de corriente, según la velocidad a que se circule o la fuerza con que se pedalee. Se puede elegir entre cuatro niveles de apoyo eléctrico, siendo el accionamiento efectivo hasta una velocidad máxima de 25 km/h. A partir de ahí, el esfuerzo del ciclista es necesario.

La e-bike no precisa matrícula o seguro, es tratada como una bicicleta tradicional. Su elemento principal es la BriveUnit, compuesto por un bloque de accionamiento con motor eléctrico, módulo de control y sensores.

El set de batería suministra la corriente necesaria y el cargador y el enchufe en casa sustituyen a la gasolinera para cargar la batería de la bicicleta..