La Guardia Civil recupera dos Porsche Cayenne


11 La imagen que hay en pantalla es una de las unidades camufladas que acaba de adquirir la Guardia Civil en España.

Se tiene constancia de 4 o 5 unidades Berlina como esta y unos cuantos más Coupé de color gris.

Pero no estamos aquí para decirte eso concretamente. El pasado día 20 de enero pasó algo inusual en la autovía de Alicante-Madrid, la A-31. La Guardia Civil había instalado un control rutinario un poco más adelante cuando en esos minutos recibieron una llamada: han robado dos todoterreno de alta gama. Los ladrones eligieron dos Porsche Cayenne (uno negro y otro plateado) y estaban con ellos paseándose tranquilamente horas antes por Valencia y Alicante.

Los conductores viajaban uno detrás del otro en "sus" Cayenne.

Según los testigos que había por allí no respetaban los límites de velocidad. Como si de una película se tratara, media policía de los alrededores y pueblos (incluida la rural) ponían en marcha un operativo policial en el que participaron más de medio centenar de agentes. Para ser más efectivos se pidió un helicóptero que continuó por la autovía de Madrid en dirección Alicante. El primer coche fue encontrado con una parte del frontal destrozada, con las ruedas delanteras y traseras pinchadas y el motor V8 en marcha.

Los testigos vieron saliendo corriendo al conductor cerca de un polideportivo de fútbol.

Se estrelló contra un árbol y reventó las ruedas delanteras y traseras de la parte izquierda. El segundo conductor fue más valiente y tuvo cojones. El suyo era de color negro y matrícula 1219-FMN.

Esto pasó al estilo GTA San Andreas, cuando la policía estaba más cabreada que nunca.

Cortaron kilómetros y kilómetros para interceptarlo. Pero claro, los nervios lo traicionaron. El fugitivo logró escaparse del control y tomó dirección Madrid.

Chocó lateralmente con varios de los turismos a los que adelantó y un poco más tarde empujó a una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico camuflada. Incluso logró apartar del tráfico al Peugeot 307 camuflado y lo envió directamente a la cuneta.

Afortunadamente ninguno de los dos agentes sufrió daños importantes. Resumiendo, el tío bajó del coche y andando por la autovía se dirigió al aparcamiento inferior del centro comercial Bassa El Moro de Petrer.

No puede andar muy lejos... Alcance de la noticia: España Referencias: Diarioinformacion Relacionados en MotorSpain: La Guardia Civil, ahora con Alfa Romeo 159.