Los constructores de automóviles, responsables de la contaminación del aire


11 Cuando en Estados Unidos se comenzó a poner en marcha la ley anti-tabaco, una de las medidas más controvertidas fue la que obligó a las tabacaleras a indemnizar con sumas millonarias al estado, a enfermos y, en general, a la sociedad.

Para no armar más escándalo, muchas de ellas pagaron y se fueron al borde de la quiebra. ¿Ocurrirá algo así, en el futuro, con los automóviles? ¿Quien es el responsable, último, de la contaminación del aire? Muchos dirían que las fábricas, las calefacciones, y...

los fabricantes de automóviles. O, por lo menos, eso es lo que piensa la justicia japonesa, que obliga a Mazda, Nissan, Isuzu, Hino y Mitsubishi a pagar 7.4 millones de euros a 520 habitantes de Tokyo obligados a vivir entre los gases tóxicos y aquejados de asma. Los constructores financiaron con ello un programa de medicamentos destinados a los enfermos, pero no es sólo esa la única medida, volviendo al tema del tabaco, hace dos años hubo en Italia un curioso estudio de comparación entre el humo del tabaco y el humo emitido por los vehículos diesel con filtros anti partículas. En dicho estudio se llegó a la conclusión de que "el humo de tabaco presente en el ambiente resultó ser una fuente de contaminación mucho mayor que un motor ecodiesel", añadiendo que "los tres cigarrillos que se consumieron en la habitación de 60 m3 con una ventilación limitada fueron capaces de producir concentraciones de partículas contaminantes hasta 10 veces mayores que las emitidas por el motor". Alcance de la noticia: Internacional Relacionados en MotorSpain: ¿Qué coches son los más ecológicos?.