Los modos de tracción del Peugeot 4007 y Citroen C-Crosser


11 Mediante un mando situado en la columna central, junto a la palanca de cambios, se pueden seleccionar fácilmente tres modos diferentes de tracción: Modo 2WD: esta selección está pensada para circular sobre asfalto en buenas condiciones, sin riesgo alguno de pérdida de adherencia.

Permite un consumo de carburante mínimo y favorece la maniobrabilidad del vehículo. Modo 4WD: es el modo más recomendable, cuando las condiciones no son óptimas, porque reparte la tracción a ambos ejes de forma automática, de forma que el tren delantero recibe un mayor porcentaje del par motor.

Esta relación cambia automáticamente, gracias a un calculador cuando el tren trasero lo necesita, lo que asegura un óptimo comportamiento en carretera, sin aumentar el consumo. Modo LOCK: se recomienda para casos de mala adherencia al firme, como en nieve, arena o barro. En este caso, la electrónica se encarga de mandar alrededor de 1,5 veces más par al eje trasero que en el modo 4WD. Más sobre la noticia: Peugeot.