Mercedes-Benz anuncia oficialmente el nuevo Clase E


11 La Clase E de Mercedes-Benz marca la pauta en su segmento de mercado en el capítulo de la seguridad, el confort y la compatibilidad medioambiental.

La berlina viene a afianzar el liderazgo de Mercedes-Benz en la gama de lujo con más de 20 equipos técnicos y funciones nuevos o perfeccionados.

Este elenco incluye innovaciones avanzadas para una conducción segura que no puede ofrecer en esta amplitud ninguna otra marca de automóviles. Por ejemplo, el sistema de alerta por cansancio de serie, las luces de carretera automáticas y el frenado a fondo automático si se detecta un peligro agudo de accidente y el conductor no reacciona. El confort en recorridos largos, un atributo ejemplar de la Clase E desde sus primeras generaciones, se incrementa en la nueva berlina como fruto de una técnica inteligente para la carrocería ?que alcanza una rigidez hasta 30% mayor?, asientos mejorados y un tren de rodaje de nuevo desarrollo, con amortiguadores que se adaptan automáticamente a la situación del vehículo en el tráfico.

La suspensión neumática disponible como opción opera ahora en combinación con un sistema de amortiguadores con regulación electrónica. (Continúa leyendo para ver el resto de texto e imágenes.) No menos destacadas que la seguridad y el confort son la compatibilidad medioambiental y la rentabilidad de la Clase E: ocho de las diez motorizaciones disponibles trabajan con inyección directa y precisan hasta 23% menos combustible que sus antecesoras.

Los nuevos motores diesel de cuatro cilindros se contentan con 5,3 litros cada 100 kilómetros (medición en el ciclo mixto normalizado europeo). Esto equivale a emisiones de CO2 de 139 gramos por kilómetro.

Todos los motores de la nueva Clase E satisfacen las exigencias de la normativa de gases de escape EU5, y el E 350 BlueTEC cumple incluso los límites de emisiones de la norma EU6, prevista para el año 2014. Esta considerable reducción del consumo de hasta dos litros cada 100 kilómetros se debe no sólo a los motores, sino también al paquete de medidas BlueEFFICIENCY para la Clase E.

Los ingenieros de todos los departamentos de desarrollo han optimizado numerosos componentes y equipos ?reduciendo su peso, eligiendo una nueva forma, mejorando su funcionamiento y optimizando la gestión energética? con el fin de ahorrar combustible. Un proceso especialmente importante ha sido el perfeccionamiento en el túnel de viento: la nueva Clase E alcanza un coeficiente de resistencia cx de 0,25 y es por tanto la berlina de gama alta más aerodinámica del mundo. El nuevo modelo supera en un 4% a su antecesor, conocido ya por sus excelentes parámetros aerodinámicos.

Esta reducción es suficiente para ahorrar unos 0,25 litros cada 100 kilómetros al circular en autopista a 130 km/h.

Entre otras medidas de perfeccionamiento aerodinámico cabe mencionar una persiana regulable delante del ventilador, que controla el caudal de aire que penetra en el compartimento del motor. Otras medidas BlueEFFICIENCY son, por ejemplo, nuevos neumáticos con una resistencia a la rodadura 17% menor, la regulación del alternador, la bomba de combustible, el compresor del aire acondicionado y la bomba hidráulica de la servodirección en función de la demanda y la función de parada y arranque ECO, que apaga el motor del nuevo E 200 CGI si el vehículo se encuentra al ralentí. Los indicadores en el velocímetro informan al conductor cuánto combustible consume actualmente su vehículo (en litros por 100 km), y le indican cuándo es aconsejable cambiar a una marcha más larga en aras de una conducción más económica y ecológica. Motores de gasolina: consumo 20% menor gracias a la inyección directa La gama de motores de la nueva Clase E consta de propulsores de cuatro, seis y ocho cilindros, con un abanico de potencia de 136 a 525 CV.

Los grupos de cuatro cilindros son mecánicas completamente nuevas de inyección directa, que desarrollan mayor potencia y un par motor más elevado a partir de una cilindrada menor en comparación con los motores V6 del modelo anterior.

Mercedes-Benz denomina «downsizing» a esta avanzada estrategia de motorización: motores turboalimentados de baja cilindrada en lugar de propulsores atmosféricos de alta cilindrada y, por consiguiente, menos peso, menos pérdidas por fricción mecánica y un diagrama característico que ayuda a reducir el consumo. Mercedes-Benz opta en los modelos E 200 CGI y E 250 CGI por nuevos motores de cuatro cilindros de inyección directa con una cilindrada de 1,8 litros, turbocompresión y mando variable de los árboles de levas de admisión y de escape. En el E 250 CGI (204 CV), equipado de serie con un cambio automático de cinco velocidades, el par motor máximo ha aumentado en más de un 26% en comparación con el anterior motor V6, alcanzando ahora una cota de 310 Nm.

Al mismo tiempo disminuye el consumo mixto en más de un 20%, hasta 7,4 litros cada 100 kilómetros.

Esto equivale a 175 gramos de CO2 por kilómetro (valores provisionales). El E 200 CGI (184 CV) monta de serie un cambio manual de seis velocidades con función de parada y arranque ECO y consume solamente 6,8 litros de gasolina súper cada 100 kilómetros (ciclo mixto europeo, valores provisionales).

Esto equivale a 159 gramos de CO2 por kilómetro. Al igual que en la serie anterior, la gama de propulsores de la nueva Clase E se completa con el E 350 CGI con inyección directa de gasolina (292 CV) y el modelo tope de gama, el E 500 (388 CV).

Mediante una serie de medidas precisas de optimizado se ha reducido hasta 0,6 litros cada 100 kilómetros el consumo de combustible de estos modelos V6 y V8. La nueva berlina de altas prestaciones E 63 AMG procede de la forja de Mercedes-AMG y desarrolla una potencia nominal de 525 CV.

Los modelos con motor V6 y V8 están equipados de serie con un cambio automático de siete velocidades y palanca de cambios en el volante. Motores diesel: nuevos cuatro cilindros con un consumo de sólo 5,3 litros La Clase E sale a la venta con una generación completamente nueva de motores diesel, formada por tres propulsores de cuatro cilindros.

Estos grupos operan con la versión más reciente de la inyección directa common rail, inyectores piezoeléctricos especialmente rápidos, recirculación de los gases de escape de mayor rendimiento y un nuevo turbocompresor de dos etapas, que garantiza un desarrollo espontáneo del par desde la gama baja de revoluciones y un excelente diagrama característico de potencia. Expresado en cifras: el E 250 CDI desarrolla 204 CV y entrega un par motor de 500 Nm, 25% más que el anterior motor diesel V6.

Al mismo tiempo precisa aproximadamente 23% menos combustible: sólo 5,3 litros cada 100 kilómetros (medido en el ciclo mixto normalizado europeo).

Esto equivale a unas emisiones de 139 gramos de CO2 por kilómetro. El nuevo motor diesel de cuatro cilindros impulsa también el E 220 CDI con 170 CV y el E 200 CDI con 136 CV, que se contentan igualmente con 5,3 litros de combustible cada 100 kilómetros. A la cabeza del elenco de grupos diesel de la nueva Clase E se encuentra el E 350 CDI con seis cilindros y una potencia nominal de 231 CV, que consume cada 100 kilómetros unos 0,5 litros de combustible menos que el anterior E 320 CDI. A partir de otoño de 2009, el motor diesel V6 estará a disposición también en una versión BlueTEC, equipada con la mejor tecnología de depuración de los gases de escape disponible.

El E 350 BlueTEC desarrolla 211 CV y cumple las exigencias de la normativa de gases de escape EU6, que se introducirá previsiblemente en el año 2014.

Todas las demás versiones de motorización de la nueva Clase E reciben una homologación EU5. Los modelos con motor V6 E 350 CDI y E 350, así como la berlina de ocho cilindros E 500 pueden equiparse como opción con la actual generación del sistema de tracción integral de Mercedes. Este equipo se distingue de los sistemas de tracción a las cuatro ruedas utilizados anteriormente por su mayor rendimiento, menor peso y una estructura más compacta.

Una ventaja importante de este equipo opcional, junto a la mejor tracción sobre cualquier superficie, es una reducción clara del consumo. Seguridad: un colaborador «inteligente» gracias a una singular sinergia de sistemas Desde hace más de 50 años, las berlinas de la Clase E y los modelos antecesores han marcado el ritmo del desarrollo en el campo de la seguridad.

La nueva berlina prosigue esta tradición con una combinación única en el mundo de sistemas modernos de asistencia y protección. La concepción y el desarrollo de estos equipos se orientan a los procesos que tienen lugar durante los accidentes reales.

Gracias a todas estas tecnologías, la Clase E se convierte en un colaborador «inteligente» capaz de ver, de sentir, de reaccionar con reflejos adecuados en caso de peligro e incluso de actuar con autonomía para impedir accidentes o reducir al menos las consecuencias negativas si el siniestro es inevitable.

Como fruto de este concepto, el nuevo modelo de Mercedes protege a los ocupantes de la berlina y contribuye además a mejorar la seguridad de los demás conductores y de los peatones. La nueva Clase E es el primer automóvil del mundo cuyos faros se adaptan a la situación del tráfico y reaccionan automáticamente para no deslumbrar a otros conductores. Las luces de carretera automáticas disponibles como equipo opcional utilizan una cámara en el parabrisas para detectar la presencia de otros vehículos circulando en el mismo sentido o en sentido contrario, y controlar los faros de modo que el cono luminoso se extinga antes de deslumbrar a otros conductores.

El procesador elige el mejor alumbrado de la calzada en cada situación; el alcance de las luces de cruce puede aumentar de los 65 metros actuales a unos 300 metros.

Si la carretera está libre, el sistema conecta las luces de carretera con una transición suave. Mercedes-Benz ofrece el nuevo sistema dentro de un paquete de alumbrado en combinación con los faros bixenón, el Intelligent Light System y la luz diurna de diodos luminosos. Otro paquete disponible para la nueva Clase E combina el control de ángulo muerto introducido con la Clase S con un nuevo equipo, el detector de carril con aviso por vibración, que ayuda a evitar accidentes debidos a la salida de la calzada por falta de atención.

Si el sistema reconoce que el vehículo tiende a desviarse de su carril de forma involuntaria, se generan vibraciones breves pero claramente apreciables en el volante, que recuerdan al conductor que tiene que contrarrestar el movimiento.

Las imágenes de la cámara en el parabrisas se utilizan también para el nuevo indicador de velocidad límite (opcional), que reconoce las señales de tráfico indicadoras de una limitación de velocidad y muestra el límite vigente en cada momento en un display integrado en el velocímetro. Por primera vez se ofrece para la Clase E el sistema de visión nocturna introducido con la Clase S. Mercedes-Benz ha ampliado las funciones de este equipo opcional con una detección de peatones.

Siempre que el sistema de visión nocturna Plus reconoce a un peatón por delante del vehículo, lo marca ópticamente en el display, mejorando claramente su percepción por parte del conductor. De serie: Evaluación de 70 parámetros para detectar el cansancio del conductor Gracias a una tecnología innovadora, la nueva Clase E posee una especial sensibilidad por analizar la atención del conductor, y es capaz de advertirle a tiempo de un cansancio peligroso.

El nuevo sistema de alerta por cansancio que forma parte del equipamiento de serie opera con ayuda de sensores altamente sensibles, que captan y evalúan continuamente más de 70 parámetros diferentes en relación con la conducción. Ha podido comprobarse que un criterio especialmente importante es la observación del manejo del volante: las pruebas prácticas realizadas por los ingenieros de Mercedes a lo largo de muchos años demuestran que los conductores cansados cometen pequeños errores en el accionamiento del volante, que se corrigen con mucha rapidez y de un modo característico.

Un sensor de ángulo de giro del volante de alta precisión detecta estas pautas. También forma parte del equipamiento de serie de la nueva Clase E de Mercedes-Benz el sistema preventivo de protección de los ocupantes PRE-SAFE®.

En situaciones de riesgo inminente, este equipo activa medidas preventivas que protegen a los ocupantes y que permiten que los cinturones y los airbags desarrollen plenamente su acción de protección. Los clientes de la nueva Clase E de Mercedes-Benz tienen ahora a su disposición los acreditados sistemas de asistencia de la Clase S basados en sensores de radar. El radar de largo alcance perfeccionado explora una zona de 200 metros en vez de 150 metros como hasta ahora, y se distingue por una nueva función de detección en la zona central, que permite identificar mejor procesos dinámicos, como el cambio repentino de carril de un vehículo circulando por delante.

También se utilizan como hasta ahora dos sensores de radar de corto alcance para explorar en un ángulo amplio una zona de 30 metros por delante del vehículo. Frenado a fondo automático si existe un peligro inminente Los sistemas basados en señales de radar pueden asistir al conductor al frenar en situaciones comprometidas.

Sus sensores están interconectados en red con el servofreno de emergencia PLUS, que calcula en caso de peligro la presión de frenado necesaria para evitar una colisión. Al mismo tiempo se advierte al conductor mediante señales acústicas y ópticas.

Si el conductor pisa el pedal del freno, el sistema activa inmediatamente la servoasistencia calculada para los frenos. Si el conductor no reacciona a las advertencias del sistema, se lleva a cabo en primer lugar un frenado parcial automático para llamar la atención del conductor.

Si el conductor sigue sin reaccionar y el accidente es inevitable, se frena a fondo el vehículo. De ese modo se puede reducir claramente la gravedad del accidente; el sistema actúa, por así decirlo, como una «zona electrónica de deformación controlada». Capó activo para protección de peatones, siete airbags y PRE-SAFE® de serie Durante el desarrollo de la nueva Clase E se han llevado a cabo más de 150 ensayos de choque a alta velocidad y más de 17.000 simulaciones virtuales en la pantalla del ordenador.

Los ingenieros de Sindelfingen han perfeccionado sistemáticamente el principio de la zona de deformación controlada, inventado por el pionero de la seguridad de Mercedes-Benz Béla Barényi.

La zona de deformación en el frontal de la Clase E actúa en cuatro planos independientes entre sí, y es por tanto más eficaz que hasta ahora. Otra medida que contribuye a la estabilidad de la carrocería es el empleo en mayor medida que hasta ahora de aleaciones de acero de muy alta resistencia.

Un 72% de las chapas de la carrocería se fabrican con estos tipos de acero de alta tecnología: un nuevo récord en el desarrollo de turismos. La nueva Clase E cuenta en su habitáculo con un equipamiento de seguridad mucho más extenso que su antecesor: siete airbags de serie, pretensores de cinturón, limitadores de la fuerza de tensado, reposacabezas activos y anclajes ISOFIX para sillas infantiles.

Otra novedad es el capó activo para protección de peatones, incorporado de serie en la nueva Clase E como expresión del compromiso de Mercedes-Benz desde hace años en bien de una mayor protección de los peatones y ciclistas. Si se produce un accidente, se activa un mecanismo cargado por resorte que levanta en pocos milisegundos unos 50 mm la parte trasera del capó.

De ese modo se dispone de una zona de deformación controlada adicional.

Gracias a un sofisticado dispositivo mecánico, el conductor mismo puede reponer este equipo sin necesidad de acudir para ello al taller. Más confort con amortiguadores adaptativos y suspensión neumática mejorada Pero la Clase E no sólo marca la pauta desde hace decenios en el campo de la seguridad: también es el líder y pionero de este segmento en cuanto al confort en largos recorridos. Los ingenieros de Mercedes han asumido el alto nivel del modelo precedente y han logrado progresos apreciables, especialmente en el confort de rodadura, el confort de los asientos y el confort climático. El equipamiento de serie incluye un tren de rodaje perfeccionado con sistema de amortiguación adaptativa.

Este equipo se adapta automáticamente a la situación del vehículo.

Durante la conducción normal reduce las fuerzas de los amortiguadores, con lo que aumenta sensiblemente el confort de rodadura. Al tomar curvas con rapidez o en maniobras dinámicas de cambio de carril, el sistema pone a disposición la fuerza máxima de los amortiguadores para estabilizar el cuerpo de la berlina. Junto al tren de rodaje de serie con reglaje básico confortable se ofrece como equipo opcional una versión con diagrama característico más dinámico de los amortiguadores y altura rebajada de la carrocería (de serie en el modelo AVANTGARDE). En la nueva Clase E combina Mercedes-Benz por primera vez la suspensión neumática disponible como opción para los modelos V6 (de serie en E 500/E 500 4MATIC) con un sistema de amortiguadores con regulación electrónica, que procesa las señales de diferentes sensores y ajusta la característica ideal en cada rueda.

Con ello, los especialistas de Stuttgart han logrado mejorar el confort de rodadura, aumentando al mismo tiempo la seguridad y la agilidad.

El conductor puede conmutar entre el modo de confort y el modo deportivo pulsando un botón. Asientos de técnica acreditada y nuevo diseño Para el desarrollo de los asientos de la Clase E se ha recurrido a un concepto acreditado de Mercedes-Benz, con un nuevo nivel de calidad: los módulos de tapizado rellenos. Se trata de un sofisticado procedimiento de tapizado artesanal utiliza solamente por la marca de automóviles de Stuttgart.

Inmediatamente por debajo del tapizado textil o de cuero se integra una capa adicional de gomaespuma; este material garantiza una sensación agradablemente suave nada más tomar asiento.

Los módulos de tapizado rellenos se ofrecen en distintas ejecuciones. En la versión básica de la Clase E y en la línea AVANTGARDE, el tapizado muestra una distribución transversal; en la línea ELEGANCE se trata de módulos longitudinales, que recuerdan al diseño conocido y apreciado de los asientos de Mercedes en los años 60 y 70 del siglo pasado. Asientos multicontorno activos con técnica de masaje de la Clase S El paquete de asientos multicontorno dinámicos (equipo opcional) consta de nuevos asientos de contorno variable con reposacabezas de confort y una función de masaje de dos niveles en el respaldo.

Estos asientos se han acreditado en las berlinas de la Clase S.

Válvulas piezoeléctricas de respuesta rápida varían la presión de inflado y el volumen de las cámaras de aire integradas en el respaldo en función del ángulo de giro, la aceleración transversal y la velocidad del vehículo, a fin de ofrecer al conductor y al acompañante mejor sujeción lateral. Mercedes-Benz ofrece como equipo opcional para las plazas traseras de la nueva Clase E un conjunto de dos asientos individuales especialmente confortable. El paquete de confort para las plazas traseras incluye tanto el tapizado en cuero y la calefacción de los asientos como una consola central, reposacabezas de confort, cortinillas en las puertas traseras, una cortina con accionamiento eléctrico en la luneta trasera, parasoles de confort y acceso al habitáculo desde el maletero. Varios tipos de climatizado a elección Mercedes-Benz ha desarrollado por primera vez para la Clase E un climatizador automático que, además de tres zonas de ajuste de la temperatura ?conductor, acompañante y ocupantes de las plazas traseras? ofrece también diferentes tipos o estilos de climatizado.

Accionando la tecla correspondiente en el climatizador THERMOTRONIC opcional, los ocupantes pueden elegir entre el modo «difuso», «semidifuso» y «concentrado» y adaptar de ese modo el caudal de aire y su distribución de acuerdo con sus preferencias personales sin desactivar el confortable modo automático. El equipamiento de serie de la nueva Clase E incluye el climatizador automático de dos zonas THERMATIC. Diseño llamativo, expresión de standing y superioridad En el año 1995, la Clase E fue el primer modelo de Mercedes con la llamativa «fisonomía de cuatro ojos»: un atributo de diseño que sigue determinando la identidad de la berlina.

Por otro lado, el diseño es un proceso vivo, y también este elemento característico se adapta con flexibilidad a los cambios en los gustos. En el nuevo modelo, los faros acentúan la presencia distinguida y viril de la berlina.

Los diseñadores han elegido una forma rectangular para los cuatro «ojos», evocación de las sugestivas formas geométricas del cubismo.

Los grupos ópticos se asemejan a piedras preciosas talladas con precisión a partir de los guardabarros. Otro elemento que subraya el posicionamiento del automóvil como berlina de negocio es la parrilla del radiador con marco cromado de configuración tridimensional, forma aflechada y posición más vertical en el frontal. La sofisticada interacción de líneas y superficies es uno de los rasgos básicos del moderno diseño de la marca Mercedes.

Aristas tersas y precisas estructuran las superficies cóncavas o convexas de la chapa.

En la nueva Clase E se ha perfeccionado en numerosos detalles este concepto de conformación. Las líneas características de la vista lateral son elementos de unión que armonizan y determinan el diseño completo de la carrocería: es decir, no sólo de los laterales, sino también del frontal y de la zaga. En la vista trasera, este armónico flujo de líneas culmina en un nuevo elemento: un trazo dinámico que se extiende entre los pasarruedas y confiere un contorno acusado a la forma musculosa y ceñida del guardabarros trasero.

Los conocedores de la Marca Mercedes reconocen en este elemento de diseño una reminiscencia del famoso Mercedes «Ponton» del año 1953.

El diseño de este inolvidable modelo mostraba ya un conjunto de líneas que acentuaba su robusto carácter: un distintivo con carácter de símbolo y un rasgo inconfundible de la Clase E, que destaca en la nueva serie de modelos la armonía entre la tradición y el futuro. Los diseñadores han configurado el habitáculo de la nueva Clase E con el proverbial cuidado de los detalles de la marca Mercedes, asegurando que cada elemento sea capaz de asumir la función encomendada y de entusiasmar a los usuarios por su forma, su color y su material. De ese modo han creado una composición armónica: un ambiente acogedor donde es fácil sentirse a gusto y que permite conducir o viajar muchos kilómetros sin sensación de cansancio. Valioso equipamiento de serie y tres versiones individuales La individualidad y la diversidad han sido siempre dos de los atributos más destacados de las berlinas de la Clase E.

En el nuevo modelo, los clientes de Mercedes tienen mucho donde elegir: diez motores, tres variantes del tren de rodaje, dos líneas específicas de diseño y equipamiento, 12 combinaciones diferentes de ruedas y neumáticos con llantas de 16, 17, 18 ó 19 pulgadas, doce colores para el exterior y seis materiales diferentes para el tapizado de los asientos, en cinco combinaciones cromáticas.

La oferta de molduras se ha duplicado en comparación con el modelo antecesor; la gama incluye ahora brillantes maderas nobles, madera de fresno de poros abiertos y aluminio. El equipamiento de serie incluye, entre otros detalles, llantas de aleación de 16 pulgadas en nuevo diseño de radios, molduras de madera de eucalipto o de aluminio grabado (opcional), así como un volante multifunción de cuatro radios con forro de napa y aplicaciones cromadas. También se incorpora de serie el sistema de infoentretenimiento Audio 20 CD con sintonizador doble de radio, reproductor de CD, ocho altavoces e interfaz bluetooth para el teléfono móvil.

El conductor y el acompañante pueden utilizar el controlador montado sobre el túnel del cambio para manejar la pantalla en color de 5,8 ó de 7 pulgadas situada en el centro del tablero de instrumentos. La base del programa de personalización de la Clase E está formada por dos versiones de diseño y equipamiento.

La línea ELEGANCE hace honor a su nombre con una presencia acentuadamente elegante y distinguida. A esto contribuyen detalles adicionales de equipamiento como la parrilla del radiador cromada con cuatro lamas en color plata metalizado, llantas de aleación de 16 pulgadas en diseño de diez radios dobles, molduras de madera de raíz o de madera de fresno de poros abiertos (opcional) y la agradable iluminación de ambiente, con elementos de fibra óptica que enmarcan el tablero de instrumentos y los revestimientos de las puertas. La línea AVANTGARDE subraya el cariz moderno e innovador de la Clase E.

Esto se logra, por ejemplo, con detalles de equipamiento adicionales de serie, como faros bixenón con Intelligent Light System y luz diurna de LED, diodos luminosos para todas las funciones de los grupos ópticos traseros, llantas de aleación de 17 pulgadas en diseño de cinco radios dobles, un reglaje específico del tren de rodaje con altura rebajada de la carrocería, iluminación de ambiente y un cuadro de instrumentos en deportivo diseño de tubos.

Además, esta versión se distingue por el acabado diferente de los paragolpes y por una parrilla del radiador cromada con tres lamas pintadas en color negro brillante. Paquetes de equipamiento: extras para los más exigentes Junto a las líneas de equipamiento, los clientes pueden recurrir al paquete deportivo AMG y al paquete exclusivo para personalizar la nueva Clase E de acuerdo con sus preferencias. Estos paquetes constan de valiosos detalles, la mayoría de ellos no disponibles por separado.

El paquete deportivo AMG, por ejemplo, está formado por paragolpes delante y detrás y faldones laterales en diseño AMG, asientos deportivos con mayor sujeción lateral, costuras de adorno en color de contraste en los asientos y los apoyabrazos, volante deportivo ergonómico con pulsadores basculantes, carrocería de altura rebajada, equipo de frenos con discos perforados y pinzas de freno con el logotipo de Mercedes y llantas de aleación de 18 pulgadas en diseño AMG. El paquete exclusivo está formado, entre otros detalles, por un volante en cuero y madera, revestimiento de Alcántara para el techo inferior, los montantes y los parasoles, tapizado de los asientos, los apoyabrazos y los revestimientos de las puertas en napa fina y revestimiento de alto valor del tablero de instrumentos con costuras de adorno. La berlina de negocio más vendida del mundo La nueva Clase E es el sucesor de un modelo de Mercedes premiado por el éxito en todo el mundo, del que se han vendido desde 2002 más de 1,3 millones de unidades.

En Alemania, más de un 40% de las berlinas de este segmento ostentan el distintivo «E» en la tapa del maletero. Esta familia de modelos es también el líder de la gama de lujo en muchos otros mercados de Europa Occidental. Desde 1947, año en el que el modelo 170 V fundó la dinastía de la Clase E, Mercedes-Benz ha fabricado en total más de diez millones de berlinas de esta gama de modelos.

Con ello, la Clase E es, con gran diferencia, la berlina de negocio más vendida del mundo.

La nueva Clase E estará a disposición de los clientes en los concesionarios europeos de Mercedes a partir de marzo de 2009. [gallery number="4" size="thumbnail"] Alcance de la noticia: Internacional Referencias: Mercedes-Benz Relacionados en MotorSpain: Filtrado el catálogo del Mercedes Clase E .