Mini podría preparar una versión especial del John Cooper Works


11 Centrada de pleno en el desarrollo de la nueva generación del Mini en su carrocería convencional, y mientras BMW comienza a hacer campaña publicitaria con su hipotético aspecto en un vídeo promocional, la compañía británica podría tener guardado un as en la manga de los últimos meses de vida en el mercado de la actual generación. Avistado en pruebas en el circuito alemán de Nürbrugring, y con protecciones que parecen ocultar una estética más agresiva, Mini parece haber comenzado a desarrollar una edición especial, cuyo nombre final podría ser Challenge Edition, sobre el actual Mini John Cooper Works.

La otra posibilidad podría ser los primeros kilómetros de prueba de la nueva generación en la versión John Cooper Works del Mini, pero esta teoría carece de fundamento al contar con unas protecciones totalmente diferentes a las que Mini ha empleado en las primeras pruebas de la nueva generación.  Bajo las protecciones, se puede apreciar mayores tomas de refrigeración en el frontal, tanto en la parrilla frontal como en las ventilaciones del paragolpes delantero. Por su parte, bajo el capó de esta hipotética versión Challenge Edition, se espera el mismo motor que en el caso del John Cooper Works, con un nueva electrónica y mayor soplado del turbocompresor.

Ni que decir tiene, que la potencia final del vehículo superará los 211CV que tiene el John Cooper Works. Destacar, que el mercado australiano ya cuenta con una versión Challenge Edition, pero que no deja de ser un acabado sobre el John Cooper Works, y que no introduce ninguna novedad mecánica en su motor. [gallery] Fuente: worldcarfans Motorspain.com.