Novedades Opel Insignia 2012


11 Tras tres años en el mercado el Opel Insignia recibe una serie de mejoras en sus mecánicas que le harán un automóvil más eficiente y respetuoso con el medio ambiente.

La dura normativa europea en cuanto a emisiones contaminantes está obligando a los grandes fabricantes a adaptar sus modelos. El nuevo Insignia 2012 contará con dos mecánicas movidas por gasolina totalmente nuevas y las actuales diésel reciben una profunda revisión, que las ayudará a consumir menos y emitir menos CO2.  El nuevo motor movido por gasolina más pequeño, que sustituye al actual 1.8 de aspiración, tiene un desplazamiento de 1.4 litros, ofrece 140 CV y un par motor máximo de 200 Nm.

Al propulsor va acoplado un cambio manual de seis marchas y entre su equipamiento de serie destacan el sistema de parada y arranque automáticos, una cubierta aerodinámica para canalizar mejor el aire a través de los bajos de la carrocería y unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura. Con este motor de 140 CV el Insignia podrá pasar de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos, alcanzar una velocidad punta de 205 km/h y consumir de media unos 5,9 litros, mientras que las emisiones son de 139 gramos de CO2 por kilómetro. Por su parte, el nuevo propulsor de dos litros turboalimentado y de inyección directa, aporta 30 CV extra para situar la potencia máxima en unos más que respetables 250 CV. Construido enteramente de aluminio, el nuevo motor ve como se le ha optimizado la inyección de combustible, se ha aumentado la presión del turbo y se ha reducido el flujo del sistema de aspiración y escape.

El turbocompresor funciona a doble flujo con enfriamiento del aire Además, los ingenieros de Opel han dispuesto dos árboles de levas para controlar las válvulas variables y dos más para el equilibrado. Gracias a todas estas mejoras, el conjunto ofrece un mayor empuje (400 Nm de par) y mejora las prestaciones.

Ahora, el Insignia 2012 2.0 turbo acelera de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y llega a los 250 km/h. El consumo homologado es de 8,4 litros y las emisiones se quedan por debajo de los 200 gramos de CO2 (en caso de montar el sistema Start & Stop, que en esta ocasión es opcional). La firma alemana también ofrece como opción el sistema de parada y arranque automático para los motores turbo diésel de 2 litros con potencias de 130 y 160 CV.

El Insignia 2.0 CDTI ecoFLEX de 130 CV tiene un par máximo de 350 Nm (380 Nm si dispone de la tecnología overboost) a partir de sólo 1.750 rpm, homologa un consumo de 4,3 litros y emite 115 gramos de CO2.

Por su parte, el motor de 160 CV, acelera de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos y su punta es de 221 km/h. Este último puede montar la tracción integral y cuenta con el nuevo sistema REPS (Rack Assist Electric Power Steering) de dirección asistida variable en función de la velocidad a la que se circule. Fuente: Opel Motorspain.com.