Nueva Kawasaki VN1700 Voyager Custom 2011: una custom para la era moderna


11 Pensada para los viajes largos, con una silueta estilo "bagger" (cómoda, con una relativamente pequeña distancia al suelo, y, como toda buena custom, ancha -en el perfil se puede admirar bastante bien su línea descendente hacia atrás-), Kawasaki nos presenta una nueva reinterpretación de este tipo de motos cruisser. Lo que destaca al primer golpe de vista es su característico frontal, con dos entradas de aire -que pueden también convertirse en alojamientos para las luces antiniebla- a los lados del faro central.

Este carenado aloja el deflector, y bajo él se sitúan, en una línea cromada, las intermitencias.  En su parte trasera, sin embargo, curvada y estéticamente muy agradable, se encuentran luces de tecnología LED, todo ello rodeado del omnipresente negro, un acabado que llega incluso al motor.

Y hablando de su motor, la transmisión se realiza por correa, realizada con fibra de carbono en sustitución del Kevlar (con lo cual se gana un 40% en resistencia a la tensión, frente a una correa del mismo tamaño realizada en Kevlar), de 26 mm de ancho. El equipamiento es completísimo, como es de esperar, con amortiguación trasera doble, de aire, con control de ajuste remoto, ABS "inteligente" (no se activa a menos de 6km/h), control electrónico de crucero, y elementos de audio. Algunas versiones (la VN1700K) tendrán una frenada coactiva, con sensores de presión de la frenada en la bomba de freno delantera y trasera. Su motor es un bicilíndrico en V, de cuatro tiempos, con un cubicaje de 1.700 cm3, una potencia de 73 CV (a las 5.000 rpm), y un par máximo de 136 Nm a las 2.750 rpm.

El cambio es de seis velocidades, con embrague multidisco húmedo.

El peso total de la moto es de 382 kg. [gallery columns="4" size="thumbnail"] .