Nuevo motor para el Mercedes E63 AMG


11 Con motivo del Salón de Nueva York, Mercedes ha anunciado un transplante de corazón para su Mercedes E63 AMG, la variante más extrema de la berlina.

A grandes rasgos, esta actualización se puede resumir como la inclusión de un motor sobrealimentado bajo el capó del Clase E, en lugar del atmosférico con el que fue ofertado en su escaso año de vida. En lugar del ocho cilindros en V atmosférico de 6.200 centímetros cúbicos que conseguía una potencia de 525CV, el nuevo motor empleado será el V8 de 5.500 centímetros cúbicos y doble turbocompresor, que para la ocasión conseguirá la misma cifra de potencia que su predecesor atmosférico.

La decisión tomada por Mercedes tiene su fundamento en el consumo de carburante, ya que con el nuevo motor biturbo se conseguirá un ahorro de combustible del 22% con respecto al bloque atmosférico. Traducido a cifras reales, supondrá pasar de 12,6 a 9,8 litros cada 100km.  Pero la mejora no se limita únicamente al consumo de carburante, ya que el apartado prestacional de la berlina también se ve recompensando con este nuevo motor.

La acelaración hasta 100km/h desde parado se ve rebajada en 2 décimas de segundo, pasando de 4,5 a 4,3 segundos, mientras que la velocidad punta se mantiene en los 250km/h limitados electrónicamente. Para los clientes que así lo deseen, y como viene siendo habitual en los últimos modelos de AMG, el E63 AMG contará con un pack de rendimiento que supondrá un incremento de potencia, pasando de 525 a 557CV.

Como es de esperar, este aumento de potencia repercute en las prestaciones del vehículo, consiguiendo acelerar hasta 100km/h en 4,2 segundos. [gallery columns="4"] Motorspain.com.