Opel Insignia con amortiguación variable de ZF


11 El nuevo Opel Insignia es una buena muestra del potencial que la amortiguación variable CDC (Continuous Damping Control) de ZF Sachs ofrece en cuanto a la regulación del chasis.

Bajo el nombre de ?FlexRide?, los conductores del Insignia obtienen un chasis adaptivo que, durante la marcha convencional, garantiza tanto deportividad como comodidad y que en las maniobras anticolisión mejora notablemente el manejo del vehículo. Con el equipamiento adicional ?FlexRide?, los conductores del Opel Insignia no sólo disponen de un chasis adaptivo que permite seleccionar tres modos de conducción con sólo pulsar un botón: además, un ingenioso mando electrónico hace que el chasis sea inteligente para que la dureza de la amortiguación se pueda adaptar a la forma de conducir de cada conductor. La fuerza de amortiguación adecuada cada cinco milisegundos Estas características se hacen posibles gracias al empleo del sistema electrónico de amortiguación CDC de ZF Sachs, la división Componentes de Transmisiones y Chasis de ZF Friedrichshafen AG.

Este sistema está formado por amortiguadores especiales y una electrónica de control que detecta la situación de conducción actual: los sensores averiguan datos relativos al estado de la calzada, la velocidad del vehículo y las acciones del conductor, que se transfieren al mando electrónico. A partir de estos datos, la electrónica calcula cada cinco milisegundos la fuerza de amortiguación necesaria para cada situación de conducción.

Una válvula proporcional situada en el amortiguador adapta esta amortiguación a cada una de las ruedas de manera individual.

La regulación se efectúa según la estrategia denominada ?Advanced Skyhook? (?gancho en el cielo?). Su objetivo consiste en mantener la carrocería del vehículo lo más estable posible con independencia del estado de la conducción y de la calzada, como si el vehículo estuviera suspendido de un carril paralelo al cielo. Mejor manejo en la zona límite En el nuevo Opel Insignia, que se puede solicitar a partir de ahora y se podrá ver a finales de año en las salas de exposición de los concesionarios Opel, las características de los amortiguadores varían entre el modo confortable ?Tour? y el modo ?Sport?, más firme, según la elección del conductor del Insignia.

Si el conductor no selecciona ningún modo en particular, los amortiguadores del Insignia funcionan en un modo neutral preajustado.

No obstante, en maniobras críticas el sistema responde al instante ? con independencia del modo en que se circule en ese momento: inmediatamente, se activan unas características de dureza que proporcionan un manejo mucho mejor del coche en la zona límite. De este modo, la amortiguación del chasis se adapta a cada situación de conducción de manera flexible y sin escalonamientos, encontrando así un compromiso entre seguridad, comodidad y dinámica en el vehículo. [gallery number="4" size="thumbnail"] Alcance de la noticia: Internacional Referencias: ZF Sachs Relacionados en MotorSpain: ZF llega a un importante acuerdo con la empresa china Foton.