Otro coche de pruebas con mal final


11 Si ayer publicábamos la noticia del Peugeot 207 y su decepcionante prueba en una televisión francesa, esto es aún peor si cabe.

y es que cuando estás testeando un Audi R8 lo menos que te puedes esperar es que comience a arder sin ningún sistema que, al parecer, lo evite.

Y tengas que salir corriendo con pies en polvorosa antes de que también te queme a tí. Esto es lo que les ocurrió, ni más ni menos, a unos probadores de la misma Audi. Afortunadamente lo estaban testeando precisamente para eso, y me imagino que los de Audi habrán tomado buena nota. Del superdeportivo podéis comprobarlo vosotros mismos: ha quedado completamente carbonizado, sobre todo la parte trasera, que es donde lleva el motor. Referencias: Jalopnik.