Reciclar neumáticos para hacer carreteras será obligatorio


11 Ahora ya no sólo los ayuntamientos sensibilizados con el medio-ambiente serán los que usen materiales reciclados para asfalto, sino, y como ya debería ser lógico, también la Administración Central. Y es que el gobierno obligará a que las carreteras públicas que adjudique deberán estar constituidas, asfálticamente, mediante caucho de neumáticos usados, que, unido al betún, hará que las carreteras sean menos ruidosas, más resistentes al paso de vehículos y a las inclemencias y, por lo tanto, también más duraderas, con el consiguiente beneficio económico en lo que se refiere a periodicidad de su mantenimiento. Con ello se conseguirá reciclar al año 160.000 toneladas de polvo de neumático, algo que dada la creciente cifra de neumáticos usados (300.000 toneladas de residuo) se hacía muy necesario. Las tasas de recargo por reciclaje al comprar neumáticos nuevos (2 euros por rueda en los coches, 1.2 en motos, 12.48 en camiones y 3.94 en todo-terrenos) sirven para que los fabricantes, luego, cumplan con la normativa de reciclar todos los neumáticos que venden. Entidades gestoras como Signus Ecovalor recogen y tratan luego ese caucho para poder ser reaprovechado. Esta medida es imprescindible, tal y como apunta Jaime Alejandre director general de Calidad Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, puesto que el caucho de los neumáticos tarda siglos en degradarse y permanece en el medio ambiente. El principal destino, o uno de ellos, serán por tanto las llamadas "carreteras de goma" (carreteras asfaltadas con caucho de neumáticos reciclados en su base y en la subase), que incrementarán los apenas 300 kilómetros de carreteras de este tipo que existen actualmente, un uso que a todas luces es mucho mejor que la quema de neumáticos para, por ejemplo, obtener energía, en la cual se producen dañinas substancias químicas y alérgenas muy reactivas y de grave peligrosidad para la salud. Más sobre la noticia: El País.