Reportaje: Galiexpo Motorshow 2007


11 Por tercer año consecutivo, se celebró en tierras gallegas la muestra que toca diferentes apartados del mundo del motor.

Tuning, drift, car-audio, rallye, y motocicletas y coches clásicos, eran los elementos que nos podíamos encontrar en esta edición. Sin embargo, donde más se centra la muestra es en el mundo del tuning, realizando concursos para amateurs y profesionales.

Todos estos modelos, y otros muchos también expuestos, los podéis visualizar en nuestra galería de imágenes. Los coches expuestos ofrecían un nivel de personalización altísimo. Elementos como puertas tipo 'ala de gaviota', llantas cromadas, capós serigrafiados, salpicaderos y volantes totalmente personalizados y espectaculares equipos de sonido, son los elementos más socorridos. El abanico de vehículos modificados que nos podíamos encontrar partían de una base que va, desde los habituales compactos que podemos ver a diario, hasta los más apetecibles y exóticos deportivos, como Porsche 911, Mustang o Corvette. También había lugar para coches que, pese a estar de estricta serie, llaman la atención de cualquier aficionado.

Entre ellos destacaban el Mitsubishi EVO VI Tommi Makinen Edition, versión especial puesta a punto por el 4 veces campeón del mundo de rallyes, o el Lancia 037, coche que sirvió como punto de partida para la espectacular versión de Grupo B de rallyes. Y es que los rallyes han tenido una fuerte presencia también en este salón.

Un buen número de pilotos gallegos han cedido sus coches para la muestra, pudiéndonos encontrar por ejemplo con el EVO de Chelis, incluyendo su provocativa decoración, o el coche con el que Pedro Burgo se proclamaba campeón de España en Grupo N la pasada temporada. Pero también podíamos encontrar otros modelos de competición, ahora relegados a la categoría de clásicos, y que no por ello dejaban de ser espectaculares. Vehículos como un Seat 600 Abarth o un R8 Gordini, eran algunos de los modelos que nos hacían echar la mirada atrás recordando la gran evolución que ha tenido el mundo de los rallyes. También, en cuanto a modelos de épocas pasadas, nos podíamos encontrar con motocicletas que parecían sacadas de un álbum fotográfico de comienzos del siglo XX, y que poco tienen que ver con otras motos presentes en el salón, como la Kawasaki Ninja. El resto de la programación del fin de semana del salón se completaba con campeonatos de drift, exhibiciones de rallye, concentraciones de tuning y competiciones de car-audio, entre otras actividades. Todo ello forma una muestra que se encuentra ya a un alto nivel en su tercera edición.

El punto a mejorar es la organización, que al contrario de lo que su nombre indica, se ha visto envuelta en tal desorganización, que incluso ha llegado al punto de intentar negar lo que previamente había prometido. Alcance de la noticia: Regional (Galicia) Más sobre la noticia: Interno Míralo con más detalles: Galería de imágenes.