Reportaje: Salón del Automóvil de Vigo 2007


11 Con motivo del XVI Salón del Automóvil de Vigo y del I Motorshow que se organizaba paralelo a la muestra, desde Motorspain nos acercamos hasta el recinto ferial IFEVI para comentaros las novedades alli expuestas. Modelos recién llegados al mercado con apenas ejemplares en la calle, superdeportivos y una muy buena exhibición de los mejores pilotos gallegos, son lo más destacado de lo que os contamos a continuación. La ambiente en el recinto ferial la tarde del sábado era inmejorable.

Sólo buscando sitio para aparcar, podías ver vehículos como BMW M5 y M6, Impreza STI, o una fila de más de 50 metros con MINIs aparcados. Una vez dentro, tras una larga pero fluida cola, nos encontramos con el stand de los italianos Alfa, donde el Alfa Spider y el 147 Q2, eran sus novedades más destacables. A su lado, siguiendo con el color rojo, Ferrari ponía la exclusividad, convirtiéndose en centro de las miradas.

Modelos como el Ferrari F430, 599 GTO Fiorano, F40 o los Maserati; formaban el grupo de superdeportivos que pocos privilegiados tienen la ocasión de poder admirarlos en plena calle. El Civic Type-R era el que más expectación levantaba en el stand de Honda. Sus asientos y nueva calandra delantera, eran sus partes más comentadas, de forma positiva por parte de los visitantes. Otro stand de ensueño era el de la alemana Porsche.

A diferencia de otros años, el centro de las miradas no era el espectacular Carrera GT.

Este año quien copaba las miradas era un precioso 911 GT3 RS en color negro con decoración en naranja. Espectacular. Nissan destacaba, además de por su 350z, por unos jóvenes que ofrecían información a todo aquel que se acercaba a sus modelos.

Lo que para muchos puede parecer agobiante, es en realidad una excelente forma de promocionar sus modelos no sólo estéticamente. Mientras, Renault concentraba a todo tipo de público con su amplia gama de modelos.

Desde los modelos más comunes hasta las versiones más deportivas, conseguían reunir a todo tipo de públicos. Imagen curiosa la que nos encontrábamos en el stand de Mitsubishi. Su Lancer EVO presentaba un sorprendente cartel de oferta especial, que servía todavía más como reclamo a los visitantes del salón.

Seguro que después de lo visto en el Motorshow, más de uno hizo cuentas para tal oferta. Llegamos a Ford y nos encontramos a uno de los modelos de salida al mercado más reciente del salón.

El nuevo Mondeo, que rompe totalmente con la línea anterior, era mostrado hasta por el interior a todo aquel que se interesase, que no eran pocos. Otro recién llegado era el Peugeot 207CC, que llamaba la atención de una plataforma mecánica motorizada. La idea era buena, pero impedía que los visitantes se acercasen para ver puntos fundamentales en este tipo de vehículos, como el espacio en las plazas traseras. Turno a continuación para un stand de auténtico lujo.

Cafetería propia, guapas azafatas y un brutal SLR, era lo que destacaba en el amplio despliegue de Mercedes.

Su modelo de alas de gaviota levantaba tal expectación, que casi había que hacer cola para acercarse a contemplarlo. Expectación que era mucho menor en BMW y Volvo, marcas situadas justo al lado de Mercedes. Y eso, que ambas marcas hicieron un notable despliegue de modelos, que no dejaban de ser menos espectaculares que el resto, como el Serie 3 Cabrio o el Volvo C30 T5. Por último, un paseo entre modelos americanos, como el Chevrolet Corvette o el Chrysler Crossfire. Se escuchaba ya por megafonía la presentación de los pilotos del Motorshow justo cuando finalizaba el recorrido por todas las marcas.

En este punto, nos dabamos cuenta que algo faltaba. VW, Audi, Toyota y Hyundai era las grandes ausentes, como en otras ocasiones, del Salón de Vigo.

Estas, bajo una misma dirección, habían optado por celebrar en fechas paralelas la primera Ciudad del Motor, con suculentas ofertas. Pero el tiempo apremiaba, y había que buscar un buen sitio entre las ya abarrotadas gradas, cuya previsión se quedó corta, para presenciar el Motorshow, justo cuando los pilotos saludaban al público. Justo después de comunicar por megafonía que Sergio Vallejo había ganado en Canarias, arrancaba la prueba con un inédito Manuel Senra a los mandos de un Lancer EVO. La nota espectacular de la prueba la puso Pedro Burgo y el recien premiado como mejor deportista de Vigo en 2007 en la categoría de motor, Alberto Meira. Ambos deleitaron al público con algo más que limitarse a rodar en el circuito. Para muestra, dos vídeos del Campeon de España de Gr.N, Pedro Burgo. La pista era una auténtica pista de patinaje, y sólo los EVO se mostraron competitivos.

Otros modelos como los Subaru subviraban en exceso, mientras que los Super1600 y Porsche GT tenían terroríficos problemas de tracción a la salida de las curvas. Tan deslizante era la pista, que alguno como Villar, destrozó su coche contra las protecciones. Alberto Meira se proclamaba vencedor, en un evento retransmitido en directo para toda Galicia por el canal autonómico de televisión.

Destacar la labor de esta cadena, que cada vez se toma más en serio el mundo del motor, con programas semanales y eventos en directo. Y con esto esperemos que quedase reflejado todo lo que fue el salón. Los que tengáis la oportunidad y todavía no lo hayais visitado, no dejéis escapar la oportunidad. El resto, lo podéis visitar a través de la galería de fotos que hemos creado..