¿Sabemos usar el cinturón de seguridad?


11 Las ansiadas vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina, y con ellas llegarán numerosas 'Operación salida', en las que se nos hará hincapié en el uso del imprescindible cinturón de seguridad. Pero además de su uso, existen pequeños detalles a tener en cuenta que nos permiten mejorar su efectividad y nuestra seguridad en caso de accidente. Al sentarnos al volante, lo primero que debemos hacer es retirar todo el exceso de ropa que llevamos puesto, como chaquetas o prendas de abrigo.

Especialmente en invierno, estas prendas separan en exceso el cinturón de nuestro cuerpo, lo que provocaría que en caso de impacto nuestro cuerpo se desplazase hacia delante y chocase contra el cinturón, pudiéndonos provocar contusiones o incluso la fractura de alguna costilla. Para evitar esas fracturas, el cinturón de seguridad esta fabricando en un material elástico, aunque a simple vista pueda parecer todo lo contrario.

En caso de colisión, el cinturón se estira lo suficiente para que no nos hagamos daño, siempre sin permitir que nos despeguemos del asiento. Por ello, se debe buscar la posición en la que el cinturón esté lo más pegado posible al esternón. Al situar el cinturón en esta zona deberemos prestar especial atención a que el cinturón no roce con nuestro cuello, pero tratando que esté lo más próximo a este, mediante el reglaje de altura. Especial atención también a la banda del cinturón que recorre nuestra cintura.

Esta deberá ir también bien ajustada, y preferiblemente sobre los dos huesos salientes que tenemos en los extremos de la cintura, ya que que se tratan de unos de los huesos más fuertes del cuerpo. Una vez que estamos anclados gracias al cinturón, deberíamos buscar la posición en la que el reposacabezas toca nuestra cabeza, pero no la nuca, tal y como se muestra en la imagen. Todos estos consejos son aplicables a cualquiera de las plazas del coche, independientemente de que sean delanteras o traseras.

Recordar también, que con movimientos bruscos o con el paso del tiempo, el cinturón tiende a aflojarse, por lo que no debemos olvidar de volver a ajustarlo periódicamente. Más sobre la noticia: km77.