Si bebes no conduzcas, y, sobre todo, no conduzcas un tanque


11 Que aparquen un tanque a la puerta de tu casa, asusta bastante.

Pero que luego, ése mismo tanque se ponga a arrancar y lo haga dando golpes contra tu fachada, es ciertamente bastante terrible.

Pero aún así y todo podía ser peor, porque el conductor, al parecer con algunas copas de más, podía haber atropellado la casa o una persona que por allí pasara o lo que se le pusiera por delante. Por ello, hay que reconocer que la mujer tiene valor con sus gestos de ponerse delante del tanque y empezar a gritar. Los daños fueron bastante graves, pero menos mal que al final el conductor consiguió sacarlo, porque sino le acabaría echando la casa abajo. Alcance de la noticia: Rusia Referencias: Englishrussia.