Sistema Airlift de Hella, la manera más eficaz de purgar el sistema de refrigeración


11 El sistema de refrigeración es uno de los componentes más "delicados" de un motor, si presentara fallos este circuito, las consecuencias podrían ser catastróficas.

Las pequeñas burbujas de aire, además de recalentar el motor, favorecen la corrosión de éste y acortan su vida.

La forma manual de purgarlo cada vez que se realizaba algún cambio de componente o bien la limpieza del refrigerante, se hacía mediante una válvula de purga o/y elevando el vehículo para que favorecer el purgado. Con el sistema Airlift de Hella se intenta conseguir una limpieza total, conectándolo mediante un adaptador al radiador o al depósito de expación, tras lo cual se genera un fuerte vacío. El Airlift incluye también manómetro para comprobar el vacío del circuito y la estanqueidad del sistema de refrigeración. Recordemos que este sistema es profesional, deben usarlo los talleres especializados, pero constituye sin lugar a dudas una buena herramienta para asegurarnos que nuestro coche no corre los peligros que conlleva el purgado manual. Más sobre la noticia: Sala de Prensa de Hella.