Tu papá estaba equivocado


11 Como sabéis, soy un lector acérrimo y habitual de la revista americana "Popular Mechanics", y ya he relatado aquí varios de sus artículos del motor, que son, aparte de los otros muchos campos que tocan, de lo más curioso e innovadores. En el último número, la popular revista americana (nunca mejor dicho) intenta echar abajo algunas de las prácticas que todavía persisten en cuanto a mecánica se refiere, o, más que mecánica, "truquillos".

La entrada que le hacen al artículo, por cierto, no tiene pérdida: "cuando crecemos nos vamos dando cuenta que ni nuestro padre tenía razón en todo, ni era una enciclopedia, sobre todo en las cosas importantes que más nos interesaban en nuestra joven edad: deportes, mujeres y coches". Bueno, como yo ni de deportes ni de mujeres entiendo, me voy a centrar en el tema que nos preocupa.

Por ejemplo, uno de los consejos equivocados que mencionan es el que se refiere a dejar el motor calentar en tiempo frío. Esto, tal como explican en la revista, ni ayuda al motor ni hace que éste mejore en prácticamente nada, mas bien al contrario.

Dejarlo calentar era bueno antaño, en los motores con refrigeración aérea, (por ejemplo, los Citroën GS y GSA), que tardaban más en alcanzar su temperatura de funcionamiento. Otro de los mitos, o leyendas urbanas, que echa abajo es "el parar el motor y volver a encenderlo en las paradas prolongadas gasta más gasolina que tenerlo en ralentí".

Lo cual es completamente falso, y ponen de ejemplo los sistemas híbridos actuales como el start-stop. También recomendaban antiguamente bombear el pedal de acelerador antes de arrancar. En los actuales, con starter automático (el popular "aire") y gestión electrónica, no es necesario, puesto que al sistema le da igual que bombees, ya que la administración de gasolina es informatizada.

El bombear el acelerador sólo es necesario en coches con carburador, pero en ningún caso en los coches actuales, o de hace ya más de una decena de años. Mencionan también el falso mito de que es mejor llenar el radiador con anticongelante puro, algo totalmente desaconsejable, puesto que puede dañar las juntas de goma, además de que el anticongelante no es tan bueno absorbiendo el calor como el agua.

Y es que esto es casi de sentido común, el anticongelante es para el agua, no para refrigerar. Más sobre la noticia: Popular Mechanics Relacionados en MotorSpain: Pequeños daños en la pintura.