Tubik Concept, la gran apuesta de Citroen para Frankfurt


11 Citroën presentará en Frankfurt su concepto Tubik, un monovolumen de líneas futuristas que recuerda a uno de sus modelos más clásicos, el Citroën Type H (1947).

La gran apuesta de futuro de la firma francesa tiene en la habitabilidad y polivalencia sus grandes virtudes. De momento la información no es mucha, pero la marca de los chevrones ha colgado en su página de Facebook unas cuantas imágenes del Tubik a las que acompaña la siguiente frase promocional: ¿y si el viaje se convirtiese en algo tan importante como el destino? Pensado para transportar hasta nueve pasajeros, el Tubik tiene una misión: hacer los largos desplazamientos lo más relajados y confortables posible.

Para ello, en su carrocería de 4,80 metros de largo, 2,05 de alto y 2,08 de ancho se esconde un habitáculo con asientos modulares (3 filas) capaces de tomar distintas formas y posiciones (cama, mesa, enfrentados?) y un sistema de entretenimiento en el que destacan un potente equipo de audio y una pantalla semicircular de alta definición. Propulsado por el paquete híbrido HYbrid4 (motor térmico para mover el eje delantero y eléctrico para el trasero), el Citroën Tubik Concept funciona como un vehículo de tracción total. Sus depuradas y futuristas líneas exteriores van acompañadas de una suspensión hidroneumática que mantiene fija la altura del vehículo con independencia del peso de marcha y la baja de forma automática cuando el coche transita a elevadas velocidades.

El conjunto permite obtener unos consumos reducidos (similares a los de un turismo) y un nivel de emisiones bajo.   La firma francesa ha colocado unas enormes llantas de 22 pulgadas combinadas con cubiertas de perfil bajo y escasa resistencia al avance. En los laterales de la carrocería encontramos dos ventanas panorámicas de gran tamaño, que forman parte de las enormes puertas cuyo sistema de apertura recuerda al del SLS de Mercedes. Otra de las novedades presentes en el Tubik Concept es el Cyclotron, nombre que recibe el novedoso puesto de conducción de este prototipo.

Un diseño que agrupa en una sola estructura el asiento, el pedalier, la columna de dirección y un head-up display circular. Para encender el Tubik basta con que el conductor ponga su dedo encima de un sensor que leerá su huella dactilar y pondrá en funcionamiento todos los sistemas. [gallery link="file" columns="4" size="thumbnail"] Fuente: Citroen Motorspain.com.