Ultimando preparativos para el nuevo Range Rover


11 Tal y como a última hora de ayer indicó Autocar, Land Rover está acabando la preparación en diseño e ingeniería de un Range Rover totalmente nuevo y renovado, que, tras las sucesivas pruebas, retoques y ajustes, programa poner a al venta en torno al año 2012. Este es el primer paso que vendrá acompañado inmediatamente después por la renovación de los otros modelos de la marca, el Freelander y el Defender. Al ser el modelo referente en todos los sentidos (por equipamiento, prestaciones y status dentro de Land Rover), el Range Rover ofrecerá lo más avanzado de la marca y su buen hacer, con cuerpo de aluminio ensamblado con la misma tecnología que el Jaguar XJ, lo que ahorrará en torno a un 40% de peso; motores mejorados -se habla incluso de versiones híbridas-, dando como resultado un todo-terreno más ligero y a la vez más resistente. Según el equipo de ingenieros de Range Rover, esta nueva estructura de aluminio no dará problemas, ya que, dicen, cuando han tenido problemas de durabilidad o resistencia ha sido cuando iba unida con el acero. Sobre el aspecto final que tendrá el vehículo, actualmente existen varias líneas, aunque la que triunfa por el momento (a mi parecer, acertadamente) es aquélla en la que se inclina por un vehículo de estilo tradicional, conservador y sin raras formas externas. Aún así, lo que parece claro es que poseerá defensas más ajustadas a la carrocería, no tan sobredimensionadas, y motores V8 de 5.0 Litros, con y sin turbo, con potencia de 350CV y 460CV. En referencia a diésel, todo apunta a los 3.6 litros TD V8, con más par, y en torno a 300 CV. Más sobre la noticia: Autocar.