Cannes cierra sin favoritas


11 A veces sucede, aunque no es muy frecuente, que luego de exhibir todas las películas en competición en un certamen internacional de las características de Cannes, no haya una película favorita entre los críticos, una que, notablemente, los haya seducido hasta el final. Este parece ser el caso este año.

Y la decisión mayor caerá sobre los hombros de ése hombre, Sean Penn, presidente del jurado, cuya vocación política (o más bien inclinación) pueden acabar definiendo el resultado de este algo chato Festival de Cannes. Pareciera ser que este año las atracciones han pasado más por lo que se vio fuera de competición que por lo que se vio en ella.

Por ejemplo, el estreno de "Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal", o "Vicky Cristina Barcelona", lo nuevo de Woody Allen. Ciertamente muchos ojos estaban puestos sobre Cannes, pero las miradas estaban tal vez en otra parte. Por eso el jurado se las verá difícil.

Y por eso, es importante recordar que uno de los mejores competidores ha sido Clint Eastwood con "Changeling". ¿No serían raras las cosas si Sean Penn, presidente del jurado, le otorga a Clint Eastwood, antes su director en "Río Místico", la Palma de Oro por su más reciente trabajo? Ya lo creo que sí.

Lo otro que ha gustado y cansado casi por igual fueron las películas sobre el Che Guevara de Steven Soderbergh. Aunque maratónicas, gustaron a un público, que salió entre fatigado y desconcertado de su exhibición. ¿Gustará entre el público? Otra gran opción será "Gomorra", la historia de la cruel mafia napolitana..