Crítica: Bienvenido Mr.Marshall de Luis García Berlanga


11 Esta película del 1953 Luis García Berlanga se ha convertido en un clásico del cine español.

Cuenta como todo el pueblo castellano de Villar del Río se prepara para recibir las ayudas de los americanos y su famoso Plan Marshall (ayudas que de hecho España, por ser una dictadura, no recibió). Es una comedia costumbrista, una parodia de la España rural, del pueblo.

Sin embargo, bajo el tono de humor no deja de haber una crítica a la situación política y social de la España de los años 50, cosa nada habitual en la época. La sátira mordaz y la ironía son dos recursos que Berlanga domina a la perfección, y en este caso los utiliza para criticar el aislamiento internacional de España y su retraso económico a causa de la dictadura franquista. La película fue un éxito de crítica en el Festival de Cannes donde ganó diversos premios, así como la antipatía de alguno, como el actor y jurado Edward G. Robinson, indignado por una escena en la que la bandera estadounidense se hundía en una acequia.

Además, la ingeniosa promoción de la película consistía en repartir dolares falsos con la cara de los actores Pepe Isbert y Manolo Morán. Bienvenido Mr.Marshall ya forma parte de nuestra memoria cinematográfica, y cuando la recordamos, enseguida nos viene a la cabeza la "cancioncita" con aquello de "os recibimos, americanos con alegría"..