Critica: Cashback, tan genial como extraña


11 "Cashback" originalmente nació como un cortometraje en 2004 de 18 minutos el cual compitió por el Oscar el mismo año.

Dos años después, su creador Sean Ellis decide extenderlo y transformarlo en un largometraje de casi dos horas de duración.

Dentro de esta versión están incluidos los 18 minutos del corto. Ben es un talentoso estudiante de bellas artes que luego de romper con su novia Suzy, desarrolla un severo caso de insomnio que lo empuja a pasar semanas y semanas sin dormir. Luego de haber leer los libros que nunca había leído por falta de tiempo y re-leer sus favoritos, decide "capitalizar su insomnio" y comienza a trabajar en el turno nocturno de un supermercado. Ahí conocerá extraños personajes como un par de tipos quienes buscan constantemente cosas alocadas para evitar trabajar; Sharon, una cajera que ha tapado todos los relojes para no deprimirse y Brian "Kung Fu", un limpiapasillos fanático de las artes marciales.

Con el tiempo Ben descubre que tiene la capacidad de detener el tiempo y decide pintar a las más bellas mujeres en los pasillos del supermercado. "Cashback" intenta dar un mensaje positivo alrededor de la idea del tiempo y, en paralelo, resulta una crítica a los trabajos nocturnos o con poco futuro.

Interesante y original, "Cashback" es un film coquetea con la fantasía, con el humor y el drama de una forma muy original, dinámica y melancólica podría decirse. Uno de los detalles más interesantes del film es como ciertas escenas se "funden" en una sola, si prestan atención en el trailer verán una de ellas. Aquí de estas caracterisitcas escenas de "transición" de "Cashback". .