Crítica de la película de aventuras Los tres mosqueteros 3D


11 Crítica de la película de aventuras Los tres mosqueteros 3D.

Que Los tres mosqueteros 3D no iba a ser una buena película ya lo sabíamos todos.

Que iba a ser incuso algo aburrida, nos lo temíamos, pero, como yo no pierdo las esperanzas con Paul W.S Anderson, he probado suerte con su nueva película. Y, por si acaso lo dudabas, sí, me ha dejado bastante insatisfecho. Los tres mosqueteros es, sencillamente, regulera, tirando a mala, eso sí, y el que trate de ser una adaptación de una novela de Dumas no ayuda a juzgarla con más compasión. Un reparto de lujo, sí, en el cual no falta la esposa de Anderson, Milla Jovovich, con la que colabora en la saga Resident Evil.

Y, como esta es la saga más reciente del director, se puede comparar con Los tres mosqueteros.

Si la primera de Resident Evil fue una película sorprendentemente entretenida y de una calidad bastante aceptable, eso fue decayendo poco a poco, y la última resultó ser un producto solo apto para los incondicionales de la saga (entre los que me incluyo). Pues bien, estos mosqueteros son más o menos lo mismo que Resident Evil 4, tienen un nivel de calidad semejante y, como aquella, solo destacan por el cuidado 3D, que eso sí está muy bien. El problema es que cuando una película no pertenece a una saga, difícilmente se puede ser un incondicional de ella, así que el resultado en la mayoría de los casos será la decepción. Anderson nunca debió escoger una novela de Dumas (ni de ningún grande en general) como futura película.

Por el sencillo hecho de que esas grandes historias requieren grandes cineastas capaces de crear una buena película.

Y Anderson nunca ha sido ni será el creador de una buena película de verdad. Anderson es un experto, como Michael Bay, en crear películas que entretengan, y cuando lo consigue, no se le puede negar que sabe cómo lograr entretener al espectador.

Pero lleva un tiempo algo flojo en ese sentido, y esta película no es la excepción. El argumento le viene grande, y como encima trata de tomárselo medio en serio y al mismo tiempo darle cierto aire cómico, el resultado no puede ser más desastroso.

¿Y entretiene? Bueno, a ratos....