Crítica: Tres mujeres y un plan, ¿eso es todo?


11 "Tres mujeres y un plan" es el segundo largometraje como directora de Callie Khouri, ganadora del Oscar en 1992 por el guión de "Thelma & Louise".

El film vuelve a tener a mujeres cansadas de la rutina como protagonistas.

En este caso, tenemos tres generaciones de mujeres diferentes en los protagónicos. La oscarizada Diane Keaton, Katie Holmes, y Queen Latifah, alguien que personalmente me cae muy bien. La historia se centra en tres mujeres con diferentes problemas, Bridget (Keaton) es una dama de la alta sociedad que acaba de descubrir que su esposo está en bancarrota hace más de un año, Nina (Latifah) es madre soltera de dos chicos y Jackie (Holmes) es una joven extravagante que vive en un remolque.

Bridget se ve obligada a trabajar como empleada de limpieza en la Reserva Federal de los Estados Unidos, allí conoce a sus otras dos cómplices e idean un ingenioso plan para hacerse con el dinero que está destinado a la destrucción. Según sus declaraciones, Katie Holmes habría decidido rodar este film en lugar de la secuela de "Batman Inicia", una verdadera mala elección, lo que implicó un nuevo cambio de cast en una película de superhéroes (Bruno Diaz sabe muy bien de lo que hablo) de los cuales estamos muy cansados los fans del cine de superhéroes. "Tres mujeres y un plan" es una comedia que esta bien, pero resulta demasiado "fina" y de "buen gusto".

Es un film correcto para lo que intenta ser, no quiere ser una comedia descabellada ni grosera. Provoca leves sonrisas sin llegar nunca a un clímax donde se nos escape la bebida que estemos tomando por los orificios nasales.

"Tres mujeres y un plan" es eso y nada más. .