Crítica: Una Noche Para Morir... de aburrimiento


11 ¿Qué se puede decir de una remake? Nada, la mayoría cuentan la misma historia -incluso desde los mismos planos- pero de una forma "cool", moderna y con actores jóvenes.

Pues los productores se creen que es necesario "actualizar" ciertas películas para que sean masivas.

¿Se entiende no? Si antes el teléfono público estaba descompuesto ahora el móvil no tiene señal. La frescura del original se pierde y terminan siendo algo hueco y "fuera de época", pues hay películas que solo son buenas o recordadas por el momento en que fueron estrenadas y actualmente reversionar clásicos no tiene sentido -mas allá del comercial, claro. "Freeze, Motherfucker!" "Una Noche Para Morir" es la remake de "Prom Night", un clásico film "slasher" de los 80s protagonizado por Jamie Lee Curtis, Leslie Nielsen y Casey Stevens que tuvo varias secuelas, al igual que la mayoría de películas de ese subgénero de terror de aquella época. La remake es muy mala, como casi el 99% carece de originalidad o algo interesante para rescatar, las actuaciones son forzadas y estereotipadas. Si eres fan del cine de terror, aléjate de esto, pues ni un desnudo interesante vas a encontrar.

"Una Noche Para Morir" tiene suspenso simple y predecible, evita por todos los medios ser violenta y resulta una película muy barata y sin corazón. "¿Donde demonios esta el baño?" Si esperas que te cuente de que se trata el film, estáis equivocado, no lo haré, mira el trailer, habrás visto la película y ahorrado hora y media..