Crítica: Volver, el retorno de Almodóvar al pueblo


11 Volver (2006), la última película de Pedro Almodóvar es una obra de madurez en la que el cineasta manchego hace balance de su vida y de su cine.

No es casual que sea en este momento, rondando la sesentena y después del éxito y el reconocimiento internacional, que Almodóvar dirija su mirada hacía sus orígenes, el pueblo. En esta película, encontramos muchos de los elementos que conforman el ya denominado como universo almodovariano, como son el protagonismo femenino y el humor negro.

Volver es por tanto, una de esas películas cien por cien Almodóvar en las que se entremezclan los géneros, y podemos encontrar tramas de thriller, de melodrama y sobretodo de comedia. Las interpretaciones de todas las mujeres protagonistas son esplendidas y nos dan una idea de la visión del cineasta de la mujer española. Aunque el personaje central sea Raimunda (Penélope Cruz), las cinco "chicas Almodóvar" son en cierta forma protagonistas de la história; así lo consideró el jurado del Festival de Cannes del 2006 al premiar a todo el reparto femenino de Volver con el galardón de Mejor Actriz: Penélope Cruz, Carmen Maura, Lola Dueñas, Blanca Portillo, Yohana Cobo y Chus Lampreave. Volver es sin duda un homenaje del director a sus raíces, una película costumbrista que precisamente trata con mucho sentido del humor las costumbres de la España rural, de los pueblos, de sus señoras beatas y sus croquetas..