El cine español tiene un mal bimestre


11 "Los crímenes de Oxford" ha sido la película más vista hasta fines de abril A pesar de haber comenzado el año con un gran impulso y una fuerza creativa que se despega de lo que ha venido sucediendo en los últimos meses, en particular con "Tres días", una de las pelis más originales que he visto últimamente, el cine español ha mostrado una ligera caída en marzo y abril. Por ejemplo, sólo en marzo, cinco de cada cien entradas vendidas eran de películas españolas en cartel.

La que más ha recaudado, con una cifra de espectadores bastante impresionante (1.370.132) y una recaudación no menor (8.000.000 de euros), ha sido "Los crímenes de Oxford", una cinta que ha recibido críticas mixtas.

En segundo lugar le siguió "Mortadelo y Filemón. Misión: Salvar la Tierra". Desde luego que el cine más visto es el procedente de Estados Unidos, lo que sucede en casi todos los países del mundo, de cierta manera.

Una de las películas más vista no ha sido otra que la pésima "10.000 A.C.", de Roland Emmerich, aquel tan buen director de obras tales como "Día de la Independencia" y "El día de mañana". ¿Qué sucede con el cine español? Bueno.

Algunos podrían plantear que se trata de un problema de calidad. Otros pueden decir que la oferta extranjera es mucho más interesante para cierto público que lo que se hace aquí.

Es un tema complicado y que puede responder a muchos factores, y creo que habremos de esperar hasta fin de año para obtener unas estadísticas completas y elaborar un informe consciente. De momento, lo que podemos decir es que el cine estadounidense ha recaudado en nuestras salas cerca de 114 millones de euros, y ha sido visto por unos 20 millones de espectadores, mientras que el cine español, que a principios de año acaparaba al 26% de los espectadores, ahora ha de conformarse con sólo el 5% (unos 5 millones de espectadores) y 29,4 millones de dólares recaudados..