Los vestidos de los Óscars II


11 Carey Mulligan fue casi unanimemente considerada por muchos medios la más favorecida y elegante de la noche de los Óscars.

Si unimos eso a su imparable carreera como actriz, es muy probable que su paseo por la alfombra roja se repita muy a menudo en los próximos años. Kathryn Bigelow no acertó con su vestido, pero sin duda fue la protagonista de la noche. A Diane Kruger es casi imposible encontrarla falta de elegancia o glamour.

En esta ocasión, perfecta como siempre en un precioso vestido de Chanel. Maggie Gyllenhal fue una de las pocas que eligió un estampado para su vestido. Milley Cirus se echó unos años encima con este poco afortunado vestido con corpiño. Meryl Streep es una categoría femenina en sí misma. Podría ir en jeans y sería igual de impresionante.

Aún así, fue una de las destacadas de la noche por su sobriedad y elegancia en su vestido blanco de Chris March.

Fantástica. Kristen Stewart no hizo gala de su belleza en un vestido demasiado oscuro y con un peinado demasiado recogido. Esperábamos más de la protagonista de Crepúsculo, una de las mujeres del momento. Jennifer López, demasiado vestido de novia para unos Óscars...

se esperába más atrevimiento de la latina. Aunque su carrera no esté en un momento álgido, Demi Moore sigue igual de joven y bella que en sus comienzos. Kate Winslet, la ganadora del año pasado, monumental..