Atando los cabos del segundo mobisode de Lost


11 Los mobisodes de Lost que la ABC está emitiendo semanalmente empiezan a dar qué hablar y el análisis del segundo mobisode, Hurley y Frost, nos deja algunos datos interesantes. Básicamente, se trata de otra escena borrada, que tiene lugar poco antes del picnic que Hurley tiene planificado con Libby durante la segunda temporada (y que todos sabemos cómo acabó).

Hurley es seguido por un tío de camiseta roja llamado Neil (o Frogurt, según se mire), que ha sido referido varias veces en la propia serie o por boca de Lindelof y Cuse.

Neil está ansioso por tener su oportunidad con Libby si Hurley no lo consigue. Hurley pone mala cara, como asegurándose de que nunca llegue el turno de Neil. ¿Qué se puede extraer de este mobisode? Bueno, para empezar, parece cada vez más claro que estos Missing Pieces de Lost son escenas borradas a las que les han dado un nuevo formato queriendo hacerlas parecer como reveladoras y con contenido original.

Es dificil quejarse de ello dada la cantidad de tiempo que llevamos sin nuevos episodios (y lo que falta para los que vienen), pero estos dos primeros mobisodes (éste y el de Jack con su padre en The Watch) apenas añaden algo nuevo a las teorías que todos teníamos desde el principio. La única conexión que realmente podemos establecer entre el primer y el segundo mobisode es la idea de un desesperado optimismo romántico.

Christian Shepard ya lo advirtió en la relación de Jack con Sarah y lo mismo pasa con Hurley, que está a punto de dar el paso y nunca lo logrará. Es un poco triste ver cómo estos personajes están en el origen de todas las complicaciones que han visto sus vidas. ¿Tendrá ese optimismo romántico desesperado algo que ver con la cuarta temporada? En cierto modo, ya lo tiene, porque el final de la tercera temporada baraja esta misma idea.

Jack era el optimista desesperado, pensando que la radio de Naomi podría ser buena para salvarles.

Pero el futuro nos cuenta una historia diferente, puesto que Jack se arrepiente de haber salido de la isla. Si algo hemos aprendido de estos dos mobisodes es lo que ya hemos asumido: John Locke tenía razón al intentar prevenir a Jack de hablar por radio para pedir ayuda.

En Lost, el optimismo pocas veces termina bien..