Brothers & Sisters - 2x16: Hasta que la muerte nos separe


11 .: CONTIENE SPOILERS :. Hasta que la muerte nos separe es la promesa que todos hacemos al contraer matrimonio, es la misma promesa que Kevin y Scotty han realizado al contraer la unión civil, el equivalente al matrimonio para una pareja gay.

Desde el comienzo de la serie, el tema de la homosexualidad ha sido tratado de forma natural y respetuosa, este hecho tan especial no es excepción.

Como plus a "la semana mas gay de los Walker" como la llama Justin, el Tío Saul confiesa a todos su sexualidad. Luego de que todos conozcan la noticia de que Rebecca no es una Walker, esta hermosa familia le hace sentir que seguirá siendo siempre parte de ella, así lo expresa Sarah: "somos como en la mafia, una vez que se entra no puede salirse". Por otro lado Kitty y Robert toman la difícil decisión de adoptar un hijo y terminar con todos los tratamientos invasivos que están desmoronando su pareja. Con el afán de buscar algo que incrimine a Holly en un fraude, Sarah vuelve a encontrar la foto del bebé que todos creían era Rebecca.

Consultando con esta, descubren que ese bebé no es ninguno de los Walker-casiWalker conocidos.

Buscando en el pasado Kevin recuerda haber visto la foto una vez entre los papeles de su padre. Finalmente parte de la nueva verdad sale a la luz, el bebé de la foto no es otro que Ryan, el supuesto hijo de una difunta amiga de William Walker. Atando cabos, descubren que la R de la contraseña de su padre que contiene las iniciales de todos sus hijos, no es otra que la inicial de Ryan.

Un nuevo Walker viene asomándose, mientras Justin y Rebecca comienzan a afrontar sus sentimientos hacia el otro.

.