Conociendo a Boone Carlyle


11 Si ayer hablábamos de la rubia bonita, pues hoy debemos de hablar de su hermanastro, el joven apuesto, Boone.

Es uno de los primeros personajes en cobrar un poco de protagonismo: ¿cómo olvidar su conocimiento de primeros auxilios y su afán por conseguir bolígrafos para realizar traqueotomías a todos los sobrevivientes del accidente?.

Y también fue, desgraciadamente, el primer gran personaje en morir?  De su infancia conocemos muy poco, sólo que cuando tenía 10 años, su madre se casó con el padre de Shannon, y de ahí el parentesco entre ambos. Y también sabemos que una niñera, mientras cuidaba de él, falleció cayendo por las escaleras de la casa por estar respondiendo a sus caprichos.

Algo de esto último parece haberle quedado en su temperamento: quizás un poco de culpa o remordimiento, o quizás la necesidad de responder a caprichos ajenos (los de Shannon, por ej.). Ya de joven, sabemos que comenzó a trabajar con su madre en una empresa de planificación de bodas.

Allí también quedó perdidamente enamorado de su hermanastra, a la que siempre se va a mostrar dispuesto a ayudar, casi obsesivamente. Tal es el caso que en varias oportunidades debió asistirla económicamente, siendo víctima de estafas. Días antes del accidente aéreo, Boone recibe un llamado de auxilio de Shannon, quien se encontraba en Sydney viviendo con un novio que la golpeaba.

Acudió, entonces, a Australia y pagó al novio la generosa suma de $50.000 dólares para que deje de molestarla.

Esto, en efecto, se debía todo a una estafa que estaban haciendo tanto el novio como Shannon. Pero el juego a la rubia no le duró para tanto, ya que su misma pareja la abandonó ese mismo día llevándose consigo todo el dinero.

Triste y abandonada, fue hasta el hotel donde Boone se hospedaba y tuvo relaciones sexuales con él. Ya en la Isla, aunque con escasa permanencia, Boone se logró rodear de amigos.

Quizás el más relevante para esta sección sea John Locke, el cazador calvo, con el que descubrieron la misteriosa escotilla en el suelo. Pero más aún, debemos mencionar que esta amistad lo llevó a Boone hasta su muerte. En efecto, juntos descubrieron la avioneta (que pertenecía al hermano de Mr.

Eko), al que el mismo Boone se subió para tratar de utilizar el radio que se contenía en ella para hacer contacto con alguien y así pedir ayuda.

Estando en la cuerda floja, aún a punto de caer, hizo todo el esfuerzo posible para lograr alguna comunicación, que por cierto la logró, aunque haya sido a corta distancia con el mismísimo Bernard. Pero el avión no resistiría tanto peso y movimiento, por lo cual cayó abruptamente dejando, al joven Boone, casi moribundo.

Al verlo así, Locke hizo todo el esfuerzo posible para llevarlo con Jack y así poder salvarlo; pero inclusive los intentos más rebuscados del doctor no bastaron.

En efecto, Boone abandonó la historia, la Isla, y la vida en aquél triste episodio en que el primer personaje protagonista moría. Luego de su muerte ha aparecido pero sólo en visiones o en diferentes flashbacks. Al igual que la muerte de su hermanastra, es una gran pérdida, ya que ha sido uno de los protagonistas principales de la historia, o, al menos, de los sobrevivientes del Oceanic 815..