Curiosidades en Prison Break


11 La serie Prison Break, es en su mayoría filmada en interiores, las escenas de exteriores abundan en la segunda temporada, pero en la primera y tercera, las cárceles son el escenario principal. Filmar en lugares así con las terribles historias que se cuentan, no es fácil.

Narrar la historia de un pedófilo o de un asesino condenado a la silla eléctrica es una tarea que requiere responsabilidad. Ahora veamos algunas curiosidades sobre las locaciones y demás: - La mayoría de las escenas de la primera temporada de la serie fueron rodadas en el interior de la prisión de Joliet, en el estado de Illinois, cerrada por motivos presupuestarios y de seguridad en febrero de 2002. - Muchas de las escenas de la serie fueron rodadas en la antigua celda del conocido asesino en serie John Wayne Gacy, acusado de la violación y muerte de 33 niños entre 1972 y 1978. - La silla eléctrica, método de ejecución en el caso de Lincon Burrows, no es usada en el estado de Illinois, en donde se ambienta la serie.

Originalmente, para mantener el realismo el método previsto de ejecución para este personaje era la inyección letal, pero para aumentar el dramatismo, se cambió por la silla eléctrica. - El actor Stacy Keach (Henry Pope) que interpreta al alcalde la prisión, estuvo durante meses en una cárcel británica por consumo de droga en los años 80. El alcalde de esa prisión sirvió como inspiración para que Keach diese vida a su personaje. - Robert Knepper (T-Bag) aseguró que basó el peculiar peinado que luce en la serie, en un antiguo profesor de ciencia, que llevaba siempre un extraño mechón en la frente. - El descanso de 4 meses que la cadena FOX programó para la serie entre noviembre y marzo asustó un poco a los productores, ya que la ejecución coincidía inicialmente con el principio del invierno.

Se rodaron muchas de las escenas con el patio de la cárcel nevado, y se emitió finalmente en primavera. - Los productores contaron este hecho a los actores para ayudarles a entrar en el ambiente de la cárcel. - Algunos rumores dicen que Dominic Purcell (Lincoln Burrows) tuvo escalofríos durante la filmación de un episodio y hasta la maquilladora que trabajaba en esa escena decidió no hacerlo. - La producción obligó a los actores a firmar un contrato de confidencialidad.

Quien lo rompa tendrá que pagar un millón de dólares..