¿Hasta cuándo soportaremos?


11 Este es el título del artículo de opinión que ha escrito Nevermind, que aunque no fue ganador del concurso Rellena las viñetas, se encargó él de este cometido porque IceMan lo rechazó.

Y cómo no, va sobre una de las mejores series del panorama actual: Lost. En primer lugar, gracias al equipo de SeriesBlog.es por la oportunidad, no sólo de participar, sino también de darnos un lugar en su espacio.

Para no perder la costumbre, quisiera hablar de una de las series que probablemente haya revolucionado desde su estreno la forma de hacer televisión (y por qué no, películas también). Todos ya imaginarán que estoy hablando de Lost. Es curioso la adicción que provoca en algunos, y si bien hay fanatismos y fanatismos, les cuento mi caso particular para que se den una idea: todos los jueves salgo del trabajo y llego al departamento de mi novia, que está más cerca que mi casa.

Nada de lo que ocurra podrá impedir que me conecte y empiece a buscar el último capítulo para terminar de verlo antes de que el día acabe, aún sabiendo que será imposible conseguir subtítulos.

Ella sabe que durante esos 45 minutos puede estar el mismísimo JJ Abrams pidiendo hablarme que yo no me daré por aludido. Ya el viernes a la tarde, estando disponibles los subtítulos definitivos, miro nuevamente el capítulo esta vez prestando atención a todos los pequeños detalles que se me pueden haber pasado el día anterior. Posteriormente lo grabo en un CD para que el fin de semana lo puedan disfrutar mis padres a quienes visito.

Desde luego que lo veo con ellos. Esto es simplemente una muestra de lo atrapante que resulta una historia que si no tuviera los condimentos que sabiamente sus guionistas le ponen, probablemente resulte una Robinson Crusoe o La Isla de Gilligan más. En esas tres veces que veo cada capítulo, en ningún momento se me ha ocurrido formular ninguna teoría acerca de por qué está ocurriendo lo que está ocurriendo, simplemente porque con cada temporada que pasaba, parecía imposible responder a todas las preguntas y misterios planteados en las mismas con una sola respuesta.

Ellos lo saben, y sistemáticamente nos han ido respondiendo -muy difusame en algunos casos, sin mayores explicaciones en otros y muy sorprendentemente en la mayoría- varias de las dudas que los capítulos iniciales nos plantearon. Desde luego que las mas importantes todavía quedan, pero eso es vital para mantener en vilo al espectador hasta el final de la serie. Ahora bien, una de las cosas que me atraía de la serie en sus comienzos era su realismo casi absoluto.

A diferencia de con Héroes en donde siendo casi improbable que una mutación genética nos haga volar o viajar en el tiempo, uno simplemente la vea dando por aceptado el marco argumental; no fué esto lo que me ocurrió con Lost.

Me explico: partimos de la base de que estamos viendo ciencia ficción (y todo puede pasar); y si bien desde la primer temporada hay gran cantidad de cosas verdaderamente difíciles de explicar (el 'monstruo', la isla invisible al resto del mundo, que alguien como Locke con daño en la médula ósea milagrosamente se cure -quisiera ver qué diría House al respecto-, etc); creo que en cierta forma todos esperábamos una explicación mas o menos coherente, creíble, y realista para cada una de estas cosas, dado que en ningún momento se nos dijo que tuviéramos que aceptar la existencia de fantasmas, el limbo, dinosaurios, viajes en el tiempo, y otras dimensiones como parte del argumento. La tercer temporada introdujo varios elementos que ahora son reforzados en la cuarta sin mayor explicación del porqué o del cómo. No tengo la menor idea de como alguien podrá explicar como algo como lo que le ocurre a Desmond se posible, no tengo idea de como "la isla no le dejará" a Michael suicidarse, ni mucho menos de porqué Charlie's ghost tiene una charla con el Hurley del futuro como si realmente estuviera ahí.

Y así podría seguir enumerando cientos de detalles de dificil explicación en un mundo los fantasmas no existen, los viajes en el tiempo nunca se han dado hacia el pasado y se cree que solo es posible que se den "hacia el futuro" en cierta forma; ni conocemos entes más allá de nuestro entendimiento con el poder de influir en las cosas que ocurren en el mundo.

Muchas personas se decepcionaron cuando finalmente se mostró a Jacob (en una silla a simple vista vacía). Yo aún no sé si contarme entre uno de ellos. A pesar de todo, sigo mirando la serie porque ya aprendí que cualquier cosa puede ocurrir en ella, y sigo sin proponer teorías explicativas porque no tengo la menor idea de que cosas dar por asumido como parte del marco argumental.

No sé si en el universo Lost el tiempo es bidireccional, o si el poltergeist es una opción.

Así que sigo cada capítulo, expectante, sólo para ver como demonios van a resolver cada una de las cuestiones que dejaron abiertas. Y sí, mi novia se ríe por cómo puteo después de ver cada episodio.

"¿Y?, ¿qué tal el último capítulo?" -"Lo odié, como siempre bah.

Odio esa serie!". ¿Y vosotros cómo vivís cada día Lost? Si queréis seguir leyendo cosas de nuestro amigo Nevermind, podéis visitar su blog, Maldita Entropía..