Jon Robin Baitz, creador de Brothers & Sisters, deja la serie


11 Jon Robin Baitz, la persona que ideó y puso en marcha Brothers & Sisters, uno de los productos televisivos más exitosos de los últimos tiempos, ha dado portazo en la ABC y se ha ido. Por increible que parezca, el creador de Brothers & Sisters se ha desprendido de su criatura.

Robin Baitz no puede más.

Está harto de la presión que la cadena ejerce sobre él y de lo dificil que es ahora convivir y trabajar con Marc B. Perry, uno de los productores ejecutivos de la serie. "Desde el verano del 2007, mientras preparábamos la segunda temporada, trabajar en esta serie se ha convertido en todo una labor de diplomacia, educación y tacto para todo el nuevo equipo y para mi". Baitz ya se había quejado anteriormente de las dificultades para trabajar en equipo (tras tres cambios de productor ejecutivo) y las había plasmado en un artículo titulado Leaving Las Vegas, publicado en el diario The Huffington Post.

En dicho artículo también arremetía contra el inefable Ausiello. Jon Robin Baitz se queja ya, no sólo de los probemas de comunicación y de trabajo que tiene con Perry (éste le impuso un guión en uno de los primeros capítulos de la segunda temporada, sin consultar qué le parecía), sino también de que la cadena ABC está queriendo imprimirle a la serie un aire completamente diferente a aquél con el que fue ideada.

La cadena quiere que el drama familiar de los Walker empiece a tener un tono más distendido, dejando atrás algunos elementos identitarios de la serie como, por ejemplo, la melancolía de Jon Rifkin, el papel político de Calista Flockhart, la dureza a Justin en la guerra de Iraq viéndo cómo mueren sus amigos, o la vida miserable que llevan algunos de los trabajadores de la empresa familiar de los Walker. Es una pena que Robin Baitz deje la serie, pero lo cierto es que ésta no debería por qué perder calidad. Demósle un voto de confianza, porque la serie es de lo mejorcito que ha aflorado en el mercado de las series americanas en los últimos años..