La realidad siempre supera a la ficción


11 Eso es lo que piensa uno al leer la siguiente noticia.

Dos presos, Jose Espinosa, 20, y Otis Blunt, 32, consiguieron escapar el pasado domingo de la prisión de Union County en Los Estados Unidos usando un método que a todos nos resultará familiar: haciendo un agujero en la pared de su celda.

En su plan, contaron con la colaboración de un trabajador de la prisión (no, no era doctora ni estaba enamorada de uno de los presos que sepamos), uno de los guardas que les facilitó las herramientas empleadas para cavar en la pared (y a quien se encargaron de enmarronar dejando una nota antes de huir en la que se leía: "Gracias oficial por las herramientas, eres un colega, ¡Feliz Navidad!") . Sin embargo, Prison Break no fue su única fuente de inspiración a la hora de planear su fuga, pues tal y como hicieran Tim Robins y Morgan Freeman en la película Cadena Perpetua, utilizaron posters de señoras ligeritas de ropa para tapar el agujero y ocultarlo a la vista de los guardas de la prisión. Una vez atravesado el hoyo que daba directamente al patio exterior, los presos se alzaron al techo de uno de los edificios y desde ahí se encaramaron al muro que estaba cubierto de alambre de espino.

Una vez fuera huyeron en direccciones opuestas.

Estos son los tipos, por si alguien los ve para que pueda llevarse una recompensa. Igualitos igualitos que Scofield y Sucre: Vía: PBManhunt.