La vida de Takezo Kensei, capítulo 4


11 Hace pocos días nos hacíamos eco del ?falso? documental que la NBC había creado sobre la vida de Takezo Kensei, como parte del marketing de la serie y para seguir promocionando la segunda temporada de la serie, que se estrenará esta noche. Continuamos con este documental sobre la vida de Takezo Kensei, con su cuarto capítulo, dividido en dos partes.

Este nuevo episodio se titula Kensei and the Dragon (Kensei y el Dragó) y en él, Kensei buscará la sabiduría de sus ancestros y la habilidad en el manejo de la espada, pero el dragón de Kiso se interpndrá en su camino. 1ª parte: Antes de comenzar las pruebas Takezo conoció a una preciosa princesa, y ambos de enamoraron profundamente.

Viendo la amenaza de Barbablanca ella le hizo prometer que, antes de nada, haría todo lo posible por salvar Japón. Así Takezo se preparó para la batalla, entrenando con todos los maestros de la espada de su tiempo hasta que llegó a ser mejor que ellos... pero sabía que no sería suficiente.

Por eso se dirigió al dragón de la Montaña de Kiso, famoso por enseñar técnicas de esgrima ancestrales si consideraba que la causa era justa, a cambio de un altísimo precio: en este caso pidió que Takezo le diera lo que más quisiera en este mundo.

Kensei accedió y el dragón lo convirtió en Sword Saint proporcionándole las habilidades necesarias para derrotar a Barbablanca. Una vez conseguida la paz, Kensei pidió matrimonio a la princesa y ella aceptó. Tuvieron la boda más maravillosa de la historia de Japón, con los cerezos en flor cubriendo todo de pétalos, una pila de regalos más alta que el Monte Fuji, y todo el país celebrándolo. La felicidad de la pareja duró poco, ya que el dragón apareció en la boda.

Se dice que era tan enorme que bloqueó el sol en todo Japón (¡eclipse! tongue.gif) y reclamó su parte del trato...

reclamó a la princesa. Pero siempre astuto y valiente, Takezo sorprendió al dragón clavándose su espada, sacando su corazón y dándoselo al grito de "Mi amor está aquí, tómalo"....

continuará 2ª parte: Kensei murió en brazos de la princesa, cumpliendo su promesa.

Pero según la leyenda su sacrificio fue recompensado: el dragón, conmovido, colocó el corazón en el cuerpo de Takezo y con su aliento de fuego lo devolvió a la vida. Nadie sabe lo que ocurrió con Kensei tras esto. Unos dicen que tuvo una larga vida con la princesa, rodeado de más oro que el emperador.

Otros creen que el matrimonio marchó a lomos del dragón para no volver jamás.

Finalmente algunos no creen la leyenda, piensan que el samurai murió y la princesa lo lloró durante el resto de su larga vida. ¿Y quién era esta princesa? Quizá la creadora de los tapices sobre Kensei, origen de la tradición oral sobre él. La más antigua versión de las pruebas de Takezo son las pinturas y están firmadas por 'Yaeko, hija del maestro espadero'.

Si Yaeko originó estas historias, bien podría haber sido el gran amor del samurai ¿quién más conocería todos esos detalles? Y realmente existió una Yaeko hija de espadero en Otsu, pero es difícil creer que ella fuera la artífice de las hazanas que se le atribuyen a la princesa, y que Takezo le permitiera acompañarlo en tan peligrosas misiones. De hecho hasta hace poco se dudó incluso de la existencia real de Takezo Kensei, pero recientemente se descubrieron evidencias que dejaron zanjada la cuestión para siempre. Gracias a Heroes-Spain..