MADD quiere que Ford retire su campaña de anuncios con Kiefer Sutherland


11 El ingreso en prisión de Kiefer Sutherland la pasada semana por conducir borracho, violando una orden de buena conducta al volante que le había sido impuesta en 2004, empieza a provocar las primeras reacciones negativas hacia el actor. La firma canadiense de abogados MADD (Mothers Against Drunk Driving - Madres contra la conducción en estado de embriaguez) ha iniciado una campaña contra Kiefer Sutherland, solicitando a la marca de automóviles Ford que retire todos los anuncios de la campaña publicitaria que hace unos meses Kiefer Sutherland grabó para ellos y que rescindan su contrato con el actor. Según Andrew Murie, abogado de la citada firma, "La casa Ford tiene la excelente oportunidad de enviarle al señor Sutherland un mensaje con fuerza".

A lo que la compañía de automóviles respondió indicando que "dado que Ford tiene actualmente un contrato con Kiefer Sutherland para que éste le ponga voz a algunos de sus anuncios, estamos evaluando dicha posición", aunque después añade que "Kiefer Sutherland está cumpliendo condena por el crimen que cometió y estamos orgullosos de que esté asistiendo a cursos de educación vial y de que reciba este tipo de formación". Resulta dificil de creer que la Ford se vaya a deshacer de Kiefer Sutherland sólo por que se lo pida esta firma de abogados, sobre todo cuando la profunda y raspada voz del actor encaja a la perfección con el tipo de anuncios de la casa de coches Ford.

Parece como si MADD quisiese que su nombre apareciese vinculado al de una celebridad como Kiefer Sutherland. Esto no implica disculpar las acciones ilegales del actor, pero él ya está pagando por su error, pasando 48 días en la cárcel (incluidos su cumpleaños y el día de Navidad y año nuevo)..