'No soy como tú', punto y final


11 'No soy como tú', punto y final para la miniserie en la que Antena 3 puso todas sus esperanzas tras el enorme éxito que cosechó la saga Crepúsculo.

Ayer pudiste ver el desenlace, algo que creo manido y un poco repetitivo en esta moda de ficción vampírica. Lucía, siendo consciente ya de su condición de mestiza -mitad humana, mitad vampira-, se vio reflejada en los ojos de Raúl y secundó su propuesta de huir del centro de internamiento.

Además, con su verdadero padre acechando... poco más podía hacer por ella misma. En el episodio final, Lucía emprendió la huida junto a Raúl como una forma de escapar de varias cosas.

No solo de su verdadero padre, sino realmente de un origen que se le había antojado perverso y demasiado oscuro como para aceptarlo como normal. Todos los compañeros del centro huyen con ellos, pero pronto se dieron cuenta de su error: la solución era enfrentarse a los problemas, no escapar de ellos.

¿Qué pasó a partir de aquí? Pues lo de siempre: una lucha a cuchillo entre los de un bando y los de otro. Si algo es destacable en esta miniserie, son los efectos especiales y el toque de misterio y terror que los guionistas y el resto del equipo han hecho posible en una serie española. La historia de amor, no obstante, resultó forzada en el primer capítulo y en el de ayer...

volvió a lo mismo. Aquí tienes algunas imágenes del rodaje de 'No soy como tú'. .