¿Qué conexiones nos ha dejado el 4x09: "The shape of things to come" de LOST?


11 Como cada semana después de un capítulo de Perdidos, pasamos a analizar todos los detalles y curiosidades de los que muchso no os habreis dado cuenta pero que no pasan por alto a nuestro ojo clínico. Empezaremos hablando sobre una de las primeras escenas del capítulo, aquella en la que vemos a Ben en mitad del desierto del Sahara.

Lo primero en lo que nos percatamos tras verle tirado sobre la arena es que no hay huellas a su alrededor, lo que hace que nos vuelva a la cabeza todas aquellas teorías sobre los viajes espacio-temporales. Teniendo en cuenta que Ben aparece con un abrigo en el desierto y la cara de sorpresa que pone cuando se da cuenta de donde está, se me ocurren dos posibles teorías.

La primera es que Ben tenía pensado teletransportarse (suponiendo válida la teoría de que Ben ha llegado a ahí de esa manera) a algún lugar mucho más frío como la Antártida. La otra opción es que Ben se estuviese teletransportando desde ese lugar mucho más frío, teoría que quedaría validada si damos por hecho que el polvillo blanco que aparece en su abrigo junto a la herida es nieve. Pero no es este polvo blanco lo único que nos llama la atención del anorak de Ben.

En uno de los lados aparece el logo de una nueva estación Dharma, el de "La Orquídea".

En el opuesto hay un etiqueta con un nombre: Halliwax, que es uno de los pseudónimos que usa el doctor Marvin Candle en aquel vídeo de orientación en el que explica el funcionamiento de la estación La Orquídea. [youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Umnw0MN0ELs[/youtube] Una vez en Tunez, Ben se presenta bajo el nombre de Dean Moriarty, como un "cliente preferente" del hotel utilizando uno de los pasaportes falsos que ya vimos en su habitación secreta en The Economist. Como suele ser habitual en LOST, el nombre de Dean Moriarty no está elegido al azar, pues es el mismo que el del protagonista de la obra On the Road ( En el camino) de Jack Kerouac.   Y hablando de la habitación secreta, en el capítulo de hoy hemos descubierto que es más misteriosa de lo que en principio parecia, pues dentro hay otra sala oculta con un extraños grabados en las paredes.   Por lo que nos dieron a entender, desde esa habitación Ben puede controlar al humo negro.

Os dejamos algunas capturas del monstruo para el que quiera analizarlas minuciosamente: Y sin dejar de hablar de Ben, en la escena en la que Sawyer y Locke entran en una habitación mientras éste toca el piano, se encuentra interpretando una pieza de Sergei Rachmaninoff ?Prelude in C-Sharp Minor.? o "El día del juicio", sin duda un gran anticipo de lo que estaba apunto de suceder en Lost Ville.     ¿Alguna vez habíamos dicho que en Perdidos se cuídan absolutamente todos los detalles? Pues aquí un nuevo ejemplo.

Ayer veíamos como 3 losties eran abatdidos a tiros uno tras otro a manos de Keamy y compañía. Cualquiera podríapensar que eran 3 personajes al azar, pero no, en LOST.

A excepción del caso de Nicky y Paulo, en la serie le tienen bastante respeto a la continuidad de los extras.

De ahí que los 3 losties queqyer perdieron la vida no fueron 3 simples actores de relleno sino que eran personajes, algunos incluso con nombre, a los que hemos visto en distintos momentos importantes a lo largo de la serie. El primero en caer es (o más bien era) Doug, a quien ya pudimos ver en el Season Finale de la pasada temporada mientras Jack guía a sus compañeros hacia la torre de comunicaciones.

El de la camiseta roja que muere pocos segundos después es Jerome, y ya aparecía de fondo en algunas escenas de otras temporadas como el campeonato de golf de Hurley o el funeral de Nicky y Paulo.

Descansen en paz.   Y por último hablaremos de la escena final en la que Ben le hace una visita a Charles Widmore. Lo primero en lo que nos fijamos es en que éste tiene una botella de Mc Cutcheon en la mesilla de noche, el famoso Whisky del que Desmond no era marecedor. A la espalda de Ben podemos ver dos cuadros: uno de estilo "Picassesco" que no se distingue demasiado bien y otro de lo que parece ser un paisaje con montañas. Pero sin duda lo mejor de esa escena es la parte en la que Widmore le pregunnta a Ben si ha venido a matarle y éste le contesta que no, que ambos saben que eso no es posible.

En un principio estas palabras no nos cuadran demasiado pero empiezan a cobrar sentido si recordamos lo que le comentó Tom a Michael de que los que salen de la isla no pueden morir en el mundo real.      .