Robert Knepper estuvo a punto de quedarse sin Hitman


11 Tal y como reconoce Robert Knepper, T-Bag en Prison Break, estuvo muy cerca de no conseguir el papel de Yuri Marklov en Hitman, y es que al parecer la prueba que hizo en el casting fue un desastre y no convenció a Xavier Gens, director de la película.

Lejos de darse por vencido, Robert decidió enviar una cinta con algunos fragmentos de su participación en Prison Break a la productora.

Tras darse cuenta Xavier Gens de que la persona a la que en un primer momento había rechazado era T-Bag de Prison Break, decicidió darle una segunda oportunidad, y así fue como finalmente consiguió el papel. Knepper afirma que desde la primera vez que leyó el guión se le puso entre ceja y ceja participar en la película, pues "tiene un gran inicio y un gran fina, un buen conflicto, un gran heroe y un anti-heroe", aunque reconoce que no fue hasta una vez comenzado el rodaje que supo que la película era una adaptación al cine de un videojuego. Robert afirma tener muy abandonado el mundo de los videojuegos ultimamente, aunque reconoce que durante su estapa en la NorthWestern University sí solía jugar a juegos como Pinball, Pac-Man o Galaxian. "Me encantaba esa mierda.

Podía pasar horas jugando al pinball.

Recuerdo pensar: "Tengo que ir a estudiar" pero eran demasiado adictivos, estaba literalmente borracho del vicio". Preguntado sobre un posible videojuego basado en Prison Break, Knepper confiesa haber oído algo sobre un juego en el que manejas a Michael Scofield y debes planear tu propio plan de fuga de una cárcel, aunque nada sabe aún sobre fecha de salida..